Azpeitia | Incendios clandestinos bajo el puente

08.09.2021 | 00:44
La parte baja del puente, ennegrecida por el hollín. Foto: Eguzki

Eguzki denuncia la quema incontrolada de colchones, gomas de plástico, alambres, ropas y otros residuos debajo de un puente de la regata Errezil, en Azpeitia

Situado a apenas quince metros de distancia del puente de piedra conocido como Amuko zubia, el puente de la carretera GI-631 (enlaza las localidades de Zumaia y Zumarraga) que hay junto a la regata azpeitiarra de Errezil está siendo en los últimos tiempos objeto de unas prácticas ilegales muy perjudiciales para el ecosistema acuático y el entorno natural de la propia regata. No en vano, personas sin identificar están utilizando la parte baja del citado puente para quemar de manera incontrolada todo tipo de residuos; una práctica que el colectivo ecologista Eguzki ha denunciado y puesto en conocimiento de la Policía Municipal de Azpeitia.

Según explican desde la citada agrupación, "sabíamos que se había producido algún incendio debajo del puente porque el ennegrecimiento del suelo por el hollín, que abarca varios metros de diámetro, así lo confirmaba". Sin embargo, prosiguen desde Eguzki, "hemos podido comprobar que los incendios clandestinos en ese lugar, lamentablemente, no forman parte del pasado sino que se han vuelto a repetir de manera reciente".

De hecho, integrantes del colectivo ecologista constataron a finales del pasado mes de agosto una nueva quema incontrolada de diferentes residuos debajo del puente: "nos hemos encontrado muelles de compresión como los que incorporan en su interior los colchones, latas de metal, decenas de metros de alambre, gomas de plástico, un trozo de un palé y trozos de ropa quemados".

Ante esa realidad, desde Eguzki recuerdan que verter basuras a un río "está terminantemente prohibido y tipificado como infracción grave, por los daños que ocasionan al ecosistema acuático"; sin olvidar que "quemar basuras al aire libre sin ningún tipo de control es una infracción tipificada como muy grave".

Por ello, además de cursar la correspondiente denuncia, el colectivo ecologista ha solicitado al Ayuntamiento de Azpeitia "un control de la zona y que prohíba el acceso a la misma si persisten estas prácticas ilegales y las agresiones al medio ambiente".

Basuras desperdigadas Los integrantes de Eguzki que desarrollan su actividad en el valle del Urola aseguran que, además de los incendios clandestinos bajo el citado puente de la carretera GI-631, el entorno de la regata Errezil es "escenario habitual" de diferentes delitos contra el medio ambiente.

Según señalan, "los días festivos, cualquiera que se haya dado una vuelta por las inmediaciones, sin entrar en el puente, se habrá percatado de que en esta zona es habitual encontrar gran cantidad de residuos desperdigados por el suelo".

Por ello, instan a la ciudadanía "a cuidar el entorno natural" y a las instituciones públicas "a que permanezcan vigilantes".

Desde Eguzki recuerdan que quemar basuras al aire libre y sin ningún tipo de control es una infracción tipificada como muy grave

noticias de noticiasdegipuzkoa