Azpeitia exime del pago de varias tasas a 250 negocios comerciales y hosteleros

Este año no se les cobrará por los servicios de basuras y agua, ni por la colocación de terrazas y toldos

25.02.2021 | 01:03
La edil de Hacienda, Leire Goenaga, y la alcaldesa, Nagore Alkorta, tras dar a conocer la decisión adoptada.

Azpeitia – La Corporación municipal de Azpeitia aprobó en un Pleno extraordinario celebrado la tarde del pasado martes, por unanimidad, modificar las ordenanzas fiscales establecidas para 2021; un cambio que, en la práctica, supondrá una importante reducción de la presión fiscal a la que cada año hacen frente los negocios del sector servicios.

Gracias a la modificación aprobada por el Pleno unos 250 establecimientos comerciales (tiendas de ropa, peluquerías, tintorerías, droguerías...) y hosteleros (bares, restaurantes, cafeterías, distribuidores...) del pueblo no pagarán en todo el presente año varias de las tasas municipales; concretamente, aquellas que se cobran por el servicio de recogida y tratamiento de los residuos generados durante su actividad y las relativas a la colocación de terrazas y toldos.

Además, los negocios comerciales y hosteleros de Azpeitia tampoco tendrán que abonar este año la tasa por el suministro y consumo de agua potable que recauda Gipuzkoako Urak; toda vez que, aunque no es de su competencia y carece de una norma que lo regule, el Consistorio asumirá el coste de ese impuesto (los responsables municipales y de Gipuzkoako Urak están estudiando la fórmula para hacer efectiva esa decisión).

Sea como fuere, al aplicar una bonificación del 100% en las citadas tasas municipales, el Consistorio azpeitiarra dejará de recaudar en torno a 140.000 euros; una cantidad importante a la que hay que sumar los aproximadamente 130.000 euros que el Ayuntamiento aportará para asumir la tasa del agua. En consecuencia, la modificación de las ordenanzas fiscales para 2021 (fueron aprobadas en octubre del pasado año) tendrá un impacto de unos 270.000 euros en las arcas municipales.

La alcaldesa de la localidad, Nagore Alkorta, y la concejala de Hacienda, Leire Goenaga, comparecieron antes de la celebración del Pleno del martes para explicar las particularidades de una decisión que se ha adoptado "para aliviar la difícil situación que están atravesando el pequeño comercio y la hostelería del pueblo como consecuencia de la pandemia".

Proteger la economía local La primera edil subraya que con la decisión adoptada el Ayuntamiento "se reafirma en su apuesta por proteger y fortalecer la economía local" ya que "más allá de las ayudas puntuales, permitirá a los negocios del Comercio y la Hostelería reducir sus gastos estructurales de los próximos meses".

Nagore Alkorta reconoce que "no ha sido fácil" tomar la decisión de eximir del pago de las citadas tasas a unos 250 negocios pero considera que "la situación actual nos obliga a tomar decisiones valientes y especiales para responder a las necesidades de los sectores económicos y de los azpeitiarras que peor lo están pasando".

En la misma línea, Leire Goenaga destacó que "cuando hablamos de ayudar al sector servicios estamos hablando de ayudar a muchos ciudadanos y familias del pueblo... y de muchos puestos de trabajo".