Pasaia requerirá a los dueños de la ladera de Ondartxo que ejecuten las obras necesarias

El Ayuntamiento encargó un estudio geológico tras los desprendimientos

11.07.2020 | 01:13
Zona en la que se ha cortado el paseo. Foto: APP

Pasaia – El Ayuntamiento de Pasaia encargó un estudio geológico sobre el estado de la ladera en el paseo Ondartxo de San Pedro, en el que en los últimos años se han producido varios desprendimientos. En la actualidad el camino permanece cortado desde hace cuatro meses.

Así las cosas, recientemente el Ayuntamiento de Pasaia ha recibido el informe del estudio encargado en el que se recogen las actuaciones que son necesarias llevar a cabo para evitar los desprendimientos en la zona. Estos trabajos los deberán ejecutar los propietarios de la parcela a la que pertenece dicha ladera.

Por ello, la concejala de Urbanismo, Nahikari Otermin, señala que "siguiendo el procedimiento legal para ello, en los próximos días se les requerirá a los propietarios la ejecución de los trabajos de seguridad que marca el informe geológico, y en caso de que se nieguen a hacerlo, será el propio Ayuntamiento de Pasaia quien deba proceder de forma subsidiaria, si bien repercutirá el coste de dichos trabajos a sus legítimos propietarios". Y aclara: "Teniendo en cuenta la importancia y prisa que tiene la apertura del paseo tanto para los pasaitarras como para nuestros visitantes, los ejecutaría propiamente, siempre con cargo a los propietarios".

El Ayuntamiento de Pasaia ha remitido el informe a la Autoridad Portuaria de Pasaia (APP), quien es la institución competente para reabrir el paseo. El Puerto decidió cerrar en marzo el paseo por seguridad, tras los últimos desprendimientos ocurridos.

Por su parte, los dueños de la parcela, cuando sucedió el desprendimiento de la ladera, encargaron un estudio geológico para conocer el estado del terreno. No obstante, este informe, según el Consistorio pasaitarra, "no recogía todas las actuaciones que desde el Ayuntamiento se les habían requerido". Por ello, el Consistorio, siguiendo todos los trámites establecidos, decidió encargar su propio informe.

En declaraciones anteriores, uno de los propietarios de la ladera explicó que cuando él adquirió su parcela desconocía estos problemas. Manifestó que no quiere eludir su responsabilidad, pero que el coste de los trabajos de estabilización son muy altos y que él no puede hacerles frente. Por ello, se ha reunido con el Consistorio en varias ocasiones.

Sin embargo, el Ayuntamiento considera que "sería totalmente injusto, e incluso ilegal, que tuviésemos que pagar entre todos algo porque el dueño se niegue a hacerlo".

La decisión de reabrir el paseo a la ciudadanía corresponde a la Autoridad Portuaria, que decidió cerrarlo por seguridad