El órgano, bálsamo para el alma

01.11.2020 | 00:52
El organista donostiarra Esteban Elizondo. Foto: N.G.

El ciclo de Legazpi será en noviembre, pues en mayo no se pudo celebrar a causa del coronavirus

Platón sentenció que la música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo y nuestra alma está más necesitada de música que nunca. La parroquia de Legazpi y el Ayuntamiento organizan todos los años un ciclo de órgano y el de este año va a ser balsámico. Lo retrasaron de mayo a noviembre por el coronavirus y no pudieron haber elegido mejor fecha: en mayo parecía que veíamos la luz y no estábamos tan necesitados de incentivos, mientras que ahora necesitamos un poco de alegría entre tanta tristeza.

El ciclo arrancará el domingo 8 de noviembre, a lo grande: actuará Esteban Elizondo, el maestro de los organistas vascos. Elizondo finalizó sus estudios de piano y órgano con primer premio en el Conservatorio de Donostia. Posteriormente, amplió sus conocimientos de órgano en la Escuela Superior de Música de Viena. A lo largo de su vida académica ha ejercido como catedrático de órgano en el Conservatorio de Donostia y ha sido director de dicho centro. Ha desarrollado una importante labor en el campo pedagógico y en el artístico, así como en la investigación y la divulgación.

En 2002, recibió el doctorado en Filosofía y Ciencias de la Educación de la Universidad de Barcelona, con la calificación de sobresaliente cum laude por unanimidad del jurado, por su tesis La organería romántica en el País Vasco y Navarra (1856-1940). Posteriormente, dicha Universidad le otorgó el Premio Extraordinario por el citado trabajo.

Más tarde, la Universidad del País Vasco (que editó la citada tesis) y el Orfeón Donostiarra le concedieron el Premio a la Investigación.

En los últimos años, Elizondo se ha centrado en la investigación y divulgación internacional del patrimonio organístico y de música para órgano que existe en la zona vasconavarra. Esta divulgación la ha realizado tanto a través de conciertos que ha ofrecido por toda Europa, Estados Unidos, Canadá, Japón, Brasil, Rusia, Argelia y Colombia, como por medio de publicaciones de investigación musical, ediciones de partituras y más de 20 grabaciones de discos compactos, que ha realizado fundamentalmente con la Casa Aeolus de Alemania.

En el año 2009 el Ayuntamiento de Donostia le concedió la medalla al Mérito Ciudadano, en 2011 la Asociación Cultural Organaria de Castilla y León le nombró Socio de Honor, en 2012 fue elegido vicepresidente de la Asociación del Órgano Hispano y en 2014 ingresó como miembro de número de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País.

Será todo un lujo contar con él en Legazpi, donde interpretará obras de Bach, Gorriti, Otaño, Elduaien, Torres, Guridi y Garbizu.

El siguiente concierto será el 15 de noviembre. Actuarán la organista Loreto Fernández y la mezzosoprano Ainhoa Zubillaga. Por último, el 22 de noviembre actuarán el organista Ignacio Arakistain y el txistulari Peio Irigoien. Los tres conciertos serán en la parroquia, a las 19.00 horas.

El primer concierto será el domingo que viene, a las 19.00 horas, en la parroquia: actuará el organista donostiarra Esteban Elizondo