DONOSTIA
TRANSPORTE

Donostia: Dbus aumenta un 25% su número de viajes a lo largo de 2021

El pasado año se contabilizaron 4,4 millones de usos más que en 2021, cuando fueron 18,7 millones, casi doce menos que antes de la pandemia

28.01.2022 | 17:01
Un microbús junto a Montesol, en el último recorrido creado por Dbus

La empresa de transporte público de Donostia Dbus aumentó a lo largo del pasado un 25% el numero de viajes registrados, con 4,4 millones más que a lo largo de 2020 cuando fueron 17,8 millones. La pandemia había hecho caer en casi doce millones el número de trayectos respecto a 2019.

Según un comunicado de Dbus emitido este viernes, "el esfuerzo y resiliencia en aplicar medidas de seguridad, protección e higiene ha recuperado la confianza de la población en el uso del transporte público".

En comparación con el año 2019, la tasa de recuperación de la demanda a lo largo del pasado ejercicio fue del 75%. La evolución en la recuperación de la demanda ha sido progresiva y alcanzó su tope máximo en noviembre, con un 83,5%, aunque en enero ya fue del 63%.

Precisamente fue en noviembre, el día 4, cuando mayor número de viajes se registró del todo el año. En concreto se contabilizon 91.059 viajes, gran parte de ellos con ocsión del partido de fútbol de la Eurocopa League en Anoeta, entre la Real Sociedad y el SturmGraz.

En diciembre, con el impacto de la sexta ola de la pandemia, la recuperación se situó en el 79%.

A lo largo del pasado año, las líneas más utilizadas fueron la 28 Amara-Hospitales, la 13-Altza y la 5-Benta Berri, como suele ser habitual.

Por su parte, los trayectos que experimentaron una mayor mayor recuperación de la demanda, superior al 80%, fueron la 19-Aiete-Bera Bera, la 26-Amara-Riberas-Martutene, la 41-Gros-Egia-Martutene, la 46-Morlans, la 35-Arriola-Antiguo-Ospitaleak, y el taxi bus a Ulia.

Dbus informó también de dos cambios de recorrido en las líneas 5-Benta Berri y 40-Gros-Antiguo-Igara para recuperar la puntualidad y evitar atascos en determinados recorridos.

Los cambios, que comenzarán el lunes 31 de enero, forman parte de la adecuación iniciada tras la reducción de velocidad a 30 kilómetros por hora en gran parte de la ciudad y sus consecuencias, agravadas en este caso por la obra de La Concha.

Los autobuses de la línea 5- Benta Berri que llegan hasta Zuatzu solo lo harán hasta la rotonda sin entrar hasta la parte del fondo del polígono. Las paradas en los edificios Ulia y Urola se trasladan así a la rotonda de Zuatzu.

Además, en días laborables, las paradas de la avenida de Zarautz se colocan en la avenida Tolosa, en dirección Errotaburu, entre las 18.00 y las 20.00 horas, para evitar los atascos diarios que se dan en la avenida de Zarautz y retrasan la línea.

Estos cambios finalizarán cuando terminen las obras de reforma del paseo de La Concha, en junio de este año, según las previsiones.

En el caso de la línea 40-Gros-Antiguo-Igara, en el camino hacia Gros los autobuses circularan por Illarra, en vez de por Portuetxe, y en Berio 45 recuperarán su recorrido habitual. Ello implica que desaparecerán las paradas de Portuetxe 51, Portuetxe 35, Portuetxe 21, Portuetxe 9, Ibaeta, Berio 91, Berio 73 y Berio 63. 

noticias de noticiasdegipuzkoa