bertan

Donostia: El Pleno rechaza que la Guardia Civil y la Policía Nacional ayuden en seguridad

El PP sugirió incluir ambos cuerpos en la mesa contra la delincuencia

26.11.2021 | 01:12
Los concejales de EH Bildu Olaia Duarte, Reyes Carrere y Markel Ormazabal, en la sesión de ayer.

Donostia –El Pleno del Ayuntamiento de Donostia rechazó ayer la moción del PP para que la Guardia Civil y la Policía Nacional sean incluidos en la mesa de seguridad de la ciudad, de la que forman parte la Ertzaintza y la Guardia Municipal, y ayuden a "restaurar la seguridad" en la capital guipuzcoana.

La moción, contra la que votaron todos los demás grupos de la Corporación, hacía alusión a los problemas de delincuencia e inseguridad que han denunciando en los últimos tiempos vecinos y comerciantes de la plaza Blas de Otero, Duque de Mandas y entorno de la estación y Tabakalera.

El portavoz del PP, Borja Corominas, aseguró que los vecinos de la zona están "sufriendo la indiferencia del Gobierno municipal" y añadió que su propuesta pretende dar tranquilidad "a los vecinos y a los miles de inmigrantes que han llegado a la ciudad y no que no roban y no delinquen". "No hay relación entre la exclusión social y la delincuencia", recalcó. Asimismo, defendió que "sería bueno, para luchar contra la creciente inseguridad que se está viviendo en San Sebastián, incluir en la Mesa de Coordinación a la Policía Nacional y a la Guardia Civil".

La portavoz de Elkarrekin Donostia, Aitzole Araneta, rechazó que "aumentar el control policial y social" sea el instrumento adecuado para evitar problemas de delincuencia protagonizados por algunas personas sin hogar. La portavoz socialista, Marisol Garmendia, por su parte, acusó al PP de "simplista y populista", de querer "convertir la plaza Blas de Otero en Fort Apache" y "militarizar San Sebastián".

Pero fue la concejala de EH Bildu Olaia Duarte quien criticó con mayor dureza al edil popular, a quien acusó hacer un discurso "xenófobo y racista para criminalizar a las personas sin hogar". Además, le achacó querer suavizar su discurso real contra la inmigración y leyó un texto en el que, según Duarte, el PP decía que "personas de origen magrebí acechan" a las personas que pasan por Egia, un texto que no era la moción que llevó ayer al Pleno el PP.

Las acusaciones de xenofobia molestaron a Corominas, que dijo que EH Bildu "está formada por Sortu, heredera de HB, brazo político de ETA, que aplaudió la persecución y asesinato de quienes pensaban diferente". "La brújula moral de Bildu no ha funcionado bien", añadió. "Eso es muy grave", protestó la portavoz de EH Reyes Carrere.

"pequeño grupo" Por su parte, el concejal de Seguridad, Martin Ibabe, admitió que en el entorno de Blas de Otero se están llevando a cabo más intervenciones policiales en los últimos tiempos, aunque no hay más denuncias, y que la situación está generada por "un pequeño grupo de personas", que roba, intimida y provoca peleas. "Son detenidos y puestos a disposición judicial una y otra y otra y otra vez", dijo el corporativo, que consideró que otras instancias podrían colaborar en erradicar el problema vecinal.

Sedes. Los partidos del Gobierno Municipal, PNV y PSE, así como el PP, rechazaron ayer la moción de EH Bildu y Elkarrekin Donostia para incluir una partida económica en 2022 para avanzar en el traslado de la Casa de la Casa de las Mujeres a un espacio de 1.000 metros, ya que la instalación de la calle Okendo, de unos 300, se ha quedado pequeña. Numerosas mujeres acudieron a la sesión para apoyar la reivindicación.

Propuesta. La propuesta de para crear un nuevo espacio en el futuro barrio de El Infierno no fue bien acogida por los grupos que presentaron la moción, que defendieron la necesidad de que el espacio esté en un lugar céntrico. Asimismo, sugirieron espacios como Tabakalera o el Ayuntamiento. El alcalde respondió que es difícil encontrar un lugar céntrico a un coste razonable para la nueva instalación.

futuro de la casa de las mujeres

a estudio

noticias de noticiasdegipuzkoa