bertan

Áncora, Vox y una empresa recurren contra el Peppuc

Goia encarga la defensa del plan municipal y dice que “el tema del Bellas Artes ya no da más de sí”

29.09.2021 | 00:51

donostia – El alcalde de Donostia, Eneko Goia, firmó ayer una resolución por la que encarga la defensa del Plan Especial del Patrimonio Urbanístico Construido (Peppuc), contra el que han presentado recursos tanto la Asociación de Defensa del Patrimonio Áncora, como el partido político Vox y la empresa Berme 2007.

Asimismo, el mandatario ordenó enviar el expediente administativo del plan municipal a la sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que debe pronunciarse sobre los recursos. El de Áncora se fundamenta en distintos aspectos que considera insuficientes de cara la proteccción de los edificios hstóricos de la ciudad, como el Bellas Artes y otros, mientas que el de Vox se refiere a la catalogación de los cuarteles de Loiola, que quiere declarar bien de interés cultural.

Por otra parte, Goia manifestó que "el tema del Bellas Artes ya no da más de sí", tras ser preguntado por la manifestación convocada para mañana por Áncora, que ha criticado la licencia otorgada la pasada semana por el Consistorio para llevar a cabo la reforma del antiguo edificio.

La transformación supondrá ubicar en el Bellas Artes habitaciones y apartamentos turísticos, lo que conllevará el derribo de la estructura interior, la creación de un levante de dos pisos y el mantenimiento de las fachadas, con algunos cambios como la ampliación de ventanales y la apertura del acceso a un parking subterráneo de tres plantas por la calle Prim.

Goia recordó que se ha producido un "bloqueo total" respecto a este inmueble, sin uso desde hace más de treinta años, y largos años de conflictos judiciales, con algunas resoluciones a favor del Ayuntamiento y otras a favor de los propietarios del antiguo cinematógrafo. Asimismo, defendió la licencia otorgada por la administración local, "que cumple con la normativa", y añadió que "no hay arbitrariedad". El alcalde insistió en que la empresa propietaria del edificio, la Sade, "está en el derecho de ejecutar" la reforma prevista en la licencia. "De no hacerlo –agregó el mandatario– corremos el riesgo de caer en la ruina total del edificio".

noticias de noticiasdegipuzkoa