bertan

El solar de María Inmaculada de Donostia ultima su plan para acoger un edificio más para hotel

El convento también tendrá habitaciones y se creará un espacio hostelero, un parking y un supermercado

20.04.2021 | 00:05
Fachada del convento de María Inmaculada y de la iglesia de Pío X, que están protegidas y se mantendrán.

Donostia – El solar del convento de María Inmaculada, entre la avenida de Ategorrieta, Marino Tabuyo y José María Soroa, podrá acoger dos nuevas construcciones, una de ellas destinada a un hotel de cuatro estrellas, según el estudio de detalle que fue aprobado ayer en la comisión del Pleno de Ordenación del Territorio.

El antiguo convento, ya sin uso como tal, se transformará en habitaciones para visitantes y se construirá un nuevo edificio en el actual patio, con fachada a José María Soroa, con el mismo fin. En total, se prevé que existan 84 habitaciones.

Tanto las fachadas del convento como las de la iglesia aneja, San Pío X, que dan al exterior de la manzana, deberán mantenerse por estar protegidas en el Plan Especial de Patrimonio construido (Peppuc).

Además, se levantará otra construcción en el lado de Marino Tabuyo, con destino a supermercado y a usos educativos. En los últimos tiempos, el convento se ha conocido también como el Servicio Doméstico por los estudios de formación profesional principalmente destinados a chicas que han acogido las instalaciones.

En la nueva configuración del solar prevista en el estudio de detalle habrá también un aparcamiento subterráneo, tanto para rotación como para residentes, así como un negocio de restauración y comercios.

El estudio de detalle se basa en el Plan General de 2010, que ya permitía usos terciarios en el patio de las religiosas. El documento urbanístico contó ayer con los votos favorables del Gobierno municipal PNV-PSE, mientras que EH Bildu se posicionó en contra y las formaciones PP y Elkarrekin Donostia optaron por la abstención.

muchos hoteles El concejal de EH Bildu Ricardo Burutaran argumentó su posición contraria al estudio en que en el barrio de Gros ya hay muchos hoteles y lo mismo consideró de los supermercados. Asimismo, opinó que la creación de un aparcamiento en el solar puede tener efectos negativos en el tráfico de la zona.

Por su parte, la corporativa de Elkarrekin Donostia Haizea Garay hizo alusión a la necesidad de plantar arbolado en la renovada zona, como está previsto, con más de 70 nuevos ejemplares.

La concejala de Urbanismo, Nekane Arzallus, manifestó que el estudio de detalle desarrolla una iniciativa a la que tienen derecho los propietarios, por estar prevista en el Plan General, y aseguró que se han aceptado distintas alegaciones tanto a las asociaciones vecinales como a las comunidades de vecinos cercanas.

noticias de noticiasdegipuzkoa