bertan

Donostia | La gruta de bronce de Cristina Iglesias se esconde ya en la casa del faro

Un helicóptero retirará hoy la grúa que lleva 16 meses instalada en Santa Clara

17.02.2021 | 00:00
Vista cenital de la casa del faro, con la obra escultórica y sin la cubierta acristalada que tendrá el edificio.

Donostia – La isla de Santa Clara retomará hoy su perfil habitual, después de que un helicóptero retire la grúa que ha estado instalada en el lugar durante un año y cuatro meses para la ejecución de los trabajos de instalación de la intervención escultórica de Cristina Iglesias, denominada Hondalea. La palabra, en euskera antiguo, hace alusión a las profundidades marinas.

El Ayuntamiento de Donostia informó ayer de que ya ha terminado la obra civil para la instalación de la creación artística, colocada en el hueco excavado en el suelo del edificio del faro. Ahora solo queda el acondicionamiento del entorno y los accesos hasta la torre de iluminación, que han sufrido por la ejecución de los trabajos y deben volver a su situación anterior.

Tras desmontarse la grúa, el helicóptero irá haciendo viajes entre el Paseo Nuevo y la isla para llevar a tierra la maquinaria, un trabajo inverso al que tuvo lugar en octubre de 2019, cuando se instaló la máquina elevadora. La nave trasladará también materiales de obra que aún están en Santa Clara y que deben ser retirados. El piloto que se ocupó de la primera operación, Haritz Galarraga, falleció posteriormente en un accidente y fue recordado en el Paseo Nuevo con motivo de otro de los viajes aéreos para trasladar la obra escultórica por partes.

La operación de hoy obligará a cortar el tráfico en determinados momentos en la zona comprendida entre la escultura de Oteiza y el Aquarium entre las 9.00 y las 19.00 horas. Para los peatones, el paso estará cerrado entre las 10.00 y las 14.00 horas, aunque tanto los accesos a la ikastola Orixe como al Aquarium estarán permitidos.

El helicóptero ha sido fundamental en esta obra ya que no solo ha trasladado la necesaria grúa sino, también, las piezas de la propia obra escultórica. En julio, la nave trasladó por el aire las distintas partes en 45 viajes. Fueron colocándose sobre un vaso de acero inoxidable compuesto por cerca de 180 piezas triangulares que dan cobijo a las formas de bronce salpicadas de cristales.

profundidad La escultura, que conforma una especie de gruta en lo que fue el suelo de la casa del faro, es de bronce, pesa quince toneladas y tiene cinco metros de profundidad. Ocupa toda la planta del edificio y llega hasta la parte baja de las paredes de la antigua casa del faro. Estos muros han tenido que ser reforzados para mantenerse en pie, ya que han desaparecido las paredes y el piso que les ayudaban a sujetarse.

La obra de Cristina Iglesias se abrirá al público este verano, según han anunciado los responsables municipales, que no han despejado aún la incógnita sobre el método elegido para que se pueda conocer la creación. Obviamente, los interesados deberán acudir en una embarcación, aunque aún no se sabe si habrá un transporte especial para acercarse a Hondalea o los visitantes deberán trasladarse en la barca de la isla, junto a los habituales excursionista que acuden al lugar en temporada de verano.

Se desconoce también si la creación artística podrá ser contemplada solo en verano o durante todo el año y no se ha informado de si tendrá un precio de visita. Lo que sí se sabe es que las visitas serán reducidas ya que los asistentes deberán recorrer una pasarela adosada al interior de las paredes para contemplar la obra y el número de personas que cabrán en ella será reducido, sin contar con los aforos obligados por la pandemia.

Una vez en la pasarela, los curiosos podrán contemplar no solo las formas abisales ideadas por Cristina Iglesias sino, también, el subir y bajar del agua, un movimiento inspirado en las mareas, para el que se usará un bomba y agua dulce para no estropear la maquinaria.

La escultura de Cristina Iglesias ha supuesto un coste de 4,3 millones de euros para el Ayuntamiento. En la suma total se incluye la rehabilitación del edificio, la propia construcción de la escultura en la empresa Alfa Arte y la difusión de la obra, pero no el trabajo de la artista, Tambor de Oro de la ciudad, que dona su trabajo. La Diputación aportó 200.000 euros y el Consistorio dijo tener otros 400.000 de empresas, que podrían aumentar, según esperan.

El final del Paseo Nuevo sufrirá cortes de tráfico entre las 9.00 y las 19.00 horas a causa de los viajes del helicóptero

Una vez finalizada la instalación de la obra, se mejorará el entorno y los accesos al faro, afectados por los trabajos


noticias de noticiasdegipuzkoa