bertan

El plan de Aldakoenea mantiene Presentación de María y Nazaret

El acuerdo entre el Consistorio y Kutxa Fundazioa descarta el derribo de los centros de estudios previsto hace dos años

31.12.2020 | 00:41
Cuesta de Aldakoenea, de fuerte pendiente, vista desde Duque de Mandas.

donostia – El plan de renovación urbanística de Aldakoenea excluye por el momento el derribo del colegio Presentación de María y del centro de estudios Nazaret, como se preveía hace dos años, cuando se presentaron las líneas básicas de una operación que están diseñado entre el Ayuntamiento de Donostia y Kutxa Fundazioa y que se plasma en un convenio que fue aprobado el martes por la Junta de Gobierno local. Ahora, se encuentra en periodo de exposición pública para la presentación de alegaciones.

El plan urbanístico afecta a los suelos que descienden desde la ladera de Aldakoenea hacia los edificios de la parte trasera de Duque de Mandas y persigue, según informó el alcalde, Eneko Goia, "realizar un desarrollo residencial coherente" así como "una mejora relevante de la accesibilidad rodada y peatonal" en la zona y hacia la residencia de Aldakoenea y la parte alta de Egia.

Los terrenos afectados incluyen el solar del antiguo Instituto Oncológico, propiedad de Kutxa Fundazioa, que también es dueña del Instituto de la Construcción de Altza, y los de Villa San Antonio, una propiedad del Ayuntamiento que se derribará.

Las parcelas del ámbito de Aldakoenea quedan vinculadas con las del entorno del Instituto de la Construcción de Altza. El acuerdo prevé destinar un 53% (40% es el mínimo legal) del espacio sumado de ambos ámbitos a viviendas de protección pública, lo que favorece que pueda concentrarse más cantidad de estos pisos en una de las dos zonas y menos en la otra. El entorno del Instituto de la Construcción de Altza, donde ya se anunciaron apartamentos dotacionales para jóvenes y pisos de protección pública, será el espacio de mayor concentración de este tipo de viviendas, aunque aún no se ha concretado cuántas se ordenarán en la zona.

En Aldakoenea, por su parte, se contempla la construcción de cerca de 300 viviendas, gran parte de precio libre, y el derribo de medio centenar de las existentes, además del edificio de Villa San Antonio, donde actualmente se ubica Osalan.

La propuesta que se plasma en el convenio salva del derribo algunos inmuebles del entorno de la parcela de la calle Maldatxo 10, los pabellones industriales que ocupan su fachada trasera y las edificaciones residenciales de Aldakoenea 6, Aldakoenea 8/10, Aldakoenea 6 w y Aldakonea 10B. La residencia de mayores, por su parte, también permanecerá en la parte alta del emplazamiento.

En el caso del colegio Presentación de María, hace dos años se anunció que se trasladaría a otro lugar como, por ejemplo, Eskusaitzeta, lo que molestó al centro escolar, que protestó por la previsión y recordó que la mayor parte del alumnado procede de zonas cercanas.

Este centro religioso, como otros de la ciudad, no pasa por sus mejores momentos a causa de la bajada de matriculaciones en los colegios. Por ello, no se descarta que si en el futuro el colegio cesa su actividad el terreno pueda incorporarse al plan de Aldakoenea, que tiene años de trámites por delante antes de poder ponerse en marcha. El centro Nazaret, por su lado, tampoco se trasladará El Infierno según el acuerdo actual, como se contempló en la primera previsión.

dos ascensores La mejora de la accesibilidad forma también de los objetivos del plan. Así, según el convenio se prevé la construcción de una torre de viviendas en la zona cercana a Duque de Mandas, en la que se dispondrá también un ascensor público que alcanzará a un grupo de viviendas construidas a media ladera. Desde este punto de la loma surgirá otro ascensor que llevará hasta la parte más alta, presidida por la residencia de mayores.

Las nuevas carreteras interiores que surgirán en el ámbito permitirán asimismo evitar las fuertes cuestas de Aldakoenea y Konkorrenea, lo que también mejorará la accesibilidad a la nueva zona por parte de caminantes y vehículos.

El entorno del Instituto de la Construcción de Altza –con su gimnasio provisional, que terminará siendo definitivo– también se reformará. Se ampliará la calle Casanao y se habilitarán más plazas de aparcamiento públicas.

datos

Aldakoenea. Se construirán unas 300 viviendas nuevas y se derribarán medio centenar así como la villa San Antonio, sede de Osalan.

Altza. El entorno del institucio de la Construcción de Altza se reformará y acogerá tanto apartamentos dotacionales para jóvenes como viviendas de protección. Aún se desconoce la cifra.

Viviendas protegidas. El conjunto de las dos promociones tendrá un 53% de viviendas protegidas. 40% es el mínimo legal