A la búsqueda de una Tamborrada simbólica

29.10.2020 | 00:06
Momento de la Arriada del pasado enero.

Donostia Festak envía una carta a las tamborradas en las que informa de modo oficial de que la celebración ha quedado suspendida y pide ideas “viables” para llevar a cabo algún tipo de iniciativa en recuerdo de la fiesta.

La suspensión de la Tamborrada de adultos del Día de San Sebastián, ya avanzada en días pasados por los responsables municipales, ha sido comunicada de modo oficial a los representantes de las formaciones festivas por parte de la organizadora de la celebración, la entidad municipal Donostia Festak. En una carta remitida ayer a todas las tamborradas de mayores, la entidad, sin embargo, les ha pedido que aporten ideas para "lograr estudiar la posiblidad de acciones simbólicas el día de San Sebastián".

La misiva explica que, en las actuales circunstancias normativas derivadas de la pandemia, no es posible celebrar la fiesta patronal "en su formato habitual". Sin embargo, Donostia Festak no renuncia a llevar a cabo algún tipo de espectáculo o actividad simbólica que sirva para festejar, aunque de un modo anómalo, la festividad de San Sebastián.

Por ello, propone a la Comisión de Representantes de Zona de la Tamborrada de Personas Adultas (en la que se incluirá una representacion de la Tamborrada Infantil) que aporten todas las ideas que consideren "viables" para que sean estudiadas por un grupo de trabajo que se reunirá en la segunda quincena de noviembre. El plazo para presentar las propuestas e iniciativas se abrirá el 12 de noviembre.

La carta a las tamborradas añade que Donostia Festak deja "la puerta abierta a la posibilidad de recuperar la celebración de la Tamborrada para el día de San Sebastián si las condiciones sanitarias y la legalidad así lo permitieran". Tampoco descarta celebrar la Tamborrada otro día del calendario de 2021 "si la evolución de la pandemia lo permitiera".

La carta recuerda a los participantes en las tamborradas que las normativas actuales no permiten la celebración de romerías, exhibiciones de música o baile en espacios abiertos y otros eventos populares, como espectáculos itinerantes de desfile o con acompañamiento de público en la vía pública. Por todo ello, "resulta sumamente difícil, por no decir imposible, superar la prohibición establecida para la celebración de una actividad en la que el desfile y el acompañamiento de público son los principales componentes", explica.

En estas circunstancias no se pueden celebrar ni siquiera los ensayos ya que el máximo de personas juntas permitido es de seis.

La suspensión de la Tamborrada Infantil también fue señalada recientemente, al igual que la de la feria de Santo Tomás, y las tradicionales cabalgatas de Olentzero y Reyes.