bertan

El Tambor de Oro no sonará en 2021

16.10.2020 | 01:29
Equipos femeninos de fútbol y hockey de la Real Sociedad, en la entrega del Tambor de Oro, el pasado mes de enero.

El año próximo no se entregará el tradicional premio del día de San Sebastián, pero no por las habituales polémicas que giran en torno a él, sino por el COVID-19.

El Tambor de Oro, un galardón que el Ayuntamiento de Donostia otorga con motivo de la festividad de San Sebastián desde el año 1967, no se entregará en 2021 a causa de las dificultades motivadas por la pandemia del coronavirus.

La decisión de no elegir un galardonado para esta distinción símbolo de la ciudad de Donostia fue adoptada ayer por la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Donostia, en la que están presentes todos los grupos políticos. Días atrás, ya se descartó que se pudiera celebrar la fiesta de San Sebastián, con sus características tamborradas infantil y de adultos, ni tampoco la feria de Santo Tomás, ya que ambas celebraciones son consustanciales a las multitudes.

El alcalde, Eneko Goia, recordó tras la reunión de ayer que el Tambor de Oro es "un reconocimiento que se produce en el contexto de ese día festivo, que no se va a producir".

En cuanto a las Medallas al Mérito Ciudadano, que suelen entregarse la víspera de la jornada patronal, o en fechas cercanas a ella, los portavoces también acordaron que no se entregarán en enero. No se descarta, sin embargo, que puedan ofrecerse estos premios en otro momento más adelantado del año, en caso de que la pandemia dé una tregua, ya que las Medallas son un premio muy querido por personas y asociaciones de la ciudad, que reciben estas distinciones por su entrega a los demás.

Aunque el Tambor de Oro ha sido un premio generalmente individual, se han producido algunas excepciones como la del pasado año, cuando la Corporación donostiarra quiso agradecer la labor del deporte femenino donostiarra y entregó el galardón a los equipos de mujeres de fútbol y hockey de la Real Sociedad, que llenaron con gran alegría el salón de plenos del Consistorio el pasado 20 de enero.

El Tambor de Oro fue creado en 1967 y tiene por objeto premiar a las personas, físicas o jurídicas, que como consecuencia de su quehacer diario, su trayectoria y su proyección profesional contribuyen de forma notoria a la consolidación de una imagen externa positiva y atractiva de la ciudad, según las bases de la distinción.

El premio, inicialmente, tenía un marcado carácter de atracción turística, ya que buscaba a personas que difundieran el buen nombre de Donostia por el mundo. Además, no podían residir en la capital guipuzcoana. Pero en su más de medio siglo de vida, el reconocimiento ha ido cambiando de personalidad y se han eliminado algunos de los primitivos requisitos.

Además, la elección de algunas personas por parte del Ayuntamiento ha sido habitualmente criticada por distintos sectores y el desencuentro en torno a los personajes elegidos ha conllevado polémicas en distintas ocasiones. Una de ellas tuvo lugar en torno a la propuesta para que lo recibiera la periodista Àngels Barceló, que no concitó el acuerdo necesario entre la Corporación, por lo que en 2017 el galardón quedó desierto. Más lejos en el tiempo, en 1981, el periodista gastronómico Xavier Domingo recibió el Tambor de Oro aunque se le retiró dos años después, tras un artículo muy critico con el nacionalismo vasco.

Tampoco ha sido ajeno a la polémica el método de selección del personaje premiado, que se cambió hace tres años para abrirlo a las propuestas ciudadanas y se retocó para la última edición.

Las Medallas al Mérito no se entregarán en enero, aunque se podrían posponer para fechas posteriores si mejora la situación