bertan

Revisarán que las sociedades cumplen las normas sanitarias

Técnicos municipales y policías revisarán que el centenar de sociedades gastronómicas de la capital donostiarra cumplen las normas sanitarias

18.09.2020 | 00:36
Cocina vacía de una sociedad gastronómica. Foto: N.G.

Donostia – Técnicos de Salud Pública del Ayuntamiento y guardias municipales llevarán a cabo inspecciones en 102 sociedades de Donostia con el fin de controlar si se están cumpliendo las medidas anti COVID-19 pactadas con el Ayuntamiento. El concejal de Salud Pública, Enrique Ramos, manifestó que la revisión de la práctica totalidad de sociedades tiene como objetivo asegurarse de que se están cumpliendo las normativas de seguridad e higiene fijadas por la pandemia.

Ramos recordó que las sociedades gastronómicas son privadas aunque de uso público y tienen licencia de actividad, por lo que el Ayuntamiento tiene la potestad de llevar a cabo inspecciones sobre alimentos, bodegas, aireación, etc. En este caso, las revisiones se centrarán en las medidas anti COVID-19. "Es un esfuerzo suplementario que haremos porque, aunque en general funcionan bien, hemos podido asistir a comidas y ver en las redes sociales que a veces las reglas no se cumplen de manera absoluta", señaló el corporativo socialista. Si se detectan incumplimientos se redactará un informe con consejos de mejora y después se llevará a cabo una segunda inspección. En caso de no haberse solucionado los problemas, podrá haber sanciones económicas e incluso cierres temporales, dijo Ramos, que, sin embargo, estimó que no se llegará a esos extremos.

Desde la reapertura de las sociedades tras el estado de alarma, estos espacios deben cumplir algunas reglas como, por ejemplo, no pasar del 50% del aforo habitual y que entre los grupos que estén en la misma mesa haya una distancia de metro y medio, según dijo Ramos. Los protocolos obligan a que una sola personas permanezca en la cocina, que haya geles desinfectantes y se limpie el menaje de cocina a más de 60 grados. No se pueden usar manteles y servilletas de tela, por lo que solo se admiten de papel para un solo uso. Además, queda prohibido el uso de barajas por lo que no se puede jugar a cartas ni tampoco a otros juegos de mesa.

Los técnicos de Salud Pública y agentes municipales visitarán las sociedades sin avisar y rellenarán una plantilla en la que se fijan todos los requisitos obligados. Además de las normas citadas, comprobarán los accesos a la sociedad, la ventilación, el protocolo de limpieza y los productos utilizados, la frecuencia de limpieza del comedor y los baños, el uso correcto de mascarillas, los carteles informativos y la trazabilidad de los asistentes.

Desde su reapertura, solo puede haber una persona en las cocinas y el aforo no puede sobrepasar el 50% del habitual

Las revisiones se llevarán a cabo sin previo aviso y, tras ellas, se redactará un informe sobre el cumplimiento de las normas