bertan

Las obras de saneamiento e iluminación de Urgull empezarán tras el verano

La empresa Moyúa gana el concurso público para instalar nuevas conexiones y modernizar los servicios

10.07.2020 | 00:52
Muralla y camino cercano al Polvorín, por donde rebosan aguas sucias en ocasiones.

Donostia – Las nuevas conducciones de agua, luz y saneamiento del monte Urgull comenzarán una vez pasado el verano, por lo que deberán estar terminadas en la próxima primavera. La empresa Moyúa ha ganado el concurso convocado por el Ayuntamiento para reformar las distintas redes de servicios, una licitación que quedó interrumpida por la pandemia del COVID-19 y a la que se presentaron cinco firmas. La empresa seleccionada ha ofrecido realizar la obra por cerca de 700.000 euros, sin IVA, un 17% menos que el precio de licitación, que se había fijado en 846.000 euros, algo más de un millón de euros, IVA incluido.

Ahora, la Junta de Gobierno deberá aprobar el encargo, además de cumplir distintos requisitos administrativos que pospondrán el inicio de la actuación hasta después del verano.

La renovación de la red de aguas fecales del monte era una necesidad conocida por el Ayuntamiento desde tiempo atrás aunque la había ido posponiendo por su elevado coste. Finalmente, el pasado verano, y tras las críticas de ecologistas por la presencia de aguas fecales a la vista en la muralla, el Consistorio encargó un proyecto que no solo tiene en cuenta la renovación de la red de aguas negras sino, también, otros servicios que se habían quedado desfasados y que provocaban problemas en el funcionamiento general de los viejos edificios militares con uso cultural en la actualidad.

En principio, la actuación que llevará a cabo Moyúa pretende garantizar una buena calidad de servicio tanto en el abastecimiento de agua, como en el saneamiento y en la electricidad, con el fin de que sean adecuados a las necesidades que presentan ahora el monte y sus edificios culturales, que este verano no están en funcionamiento.

Con las obras previstas, se podrán recoger de modo correcto todas las aguas residuales del monte Urgull, incluido en Natur Txoko, el bar Polvorín, los baños públicos cercanos, la Biblioteca, así como el Castillo de la Mota, de donde se eliminará la fosa séptica. Un grupo de impulsión ayudará a recoger todas las aguas negras y canalizarlas adecuadamente.

Además, se colocará un evacuatorio autolimpiable nuevo en la zona donde tiene su parada el microbús (cerca de la batería de Santiago), que tomará corriente de la nueva red eléctrica.

Los trazados actuales de la electricidad, así como las zanjas que se abrirán para la nueva red, dejarán los conductos preparados para poder abordar una mejora de la iluminación de los caminos en el futuro.

La nueva red eléctrica permitirá, además, reforzar la potencia en la Casa de la Historia e instalar un sistema de aire acondicionado en el pequeño museo.

La nueva red eléctrica permitirá un evacuatorio autolimpiable e instalar aire acondicionado en la Casa de la Historia