bertan

Dos canchas deportivas y un parque, desalojados el primer día de paseo infantil

El Ayuntamiento retira el veto a transitar por el paseo de la Zurriola y pide responsabilidad a las familias

28.04.2020 | 00:51
Un padre con sus hijos pequeños contempla un parque infantil precintado. Foto: Efe

donostia – La Guardia Municipal de Donostia tuvo que desalojar a dos grupos de personas que se habían juntado en dos canchas deportivas y un parque infantil de la ciudad el pasado domingo, en la primera jornada en la que los menores de 14 años pudieron salir a la calle con determinadas condiciones, dentro de la nueva etapa del confinamiento decretado por la pandemia del COVID-19. En concreto, la policía local tuvo que desalojar una cancha deportiva en Puio mientras que el barrio de Bera Bera, también en Aiete, los agentes vaciaron de personas una cancha así como el parque infantil situados junto a la zona comercial.

Por lo demás, los agentes tuvieron que llevar a cabo decenas de actuaciones, según informó el Ayuntamiento, ya que se apreció que en determinados lugares no se cumplían las distancias mínimas de dos metros entre personas. En concreto, el paseo de la Zurriola, que estuvo inicialmente cerrado a los viandantes, fue desalojado más de una vez el domingo ante la abundancia de personas en la zona acotada, que hacía difícil mantener las separaciones obligadas.

No obstante, ayer quedó abierto para el paseo de niños acompañados de adultos. Una gran parte del paseo de la Zurriola, la comprendida entre el Kursaal y el edificio hostelero cerrado conocido como ZM, había estado vetado a las personas hasta ayer, ya que no es un itinerario necesario para el desplazamiento peatonal. El paseo de La Concha y el de Ondarreta, por su parte, sí han estado abiertos durante el confinamiento ya que algunas personas con permiso para salir a trabajar transitaban por ellos para ir de un lugar a otro, lo que no sucedía en el citado tramo de la Zurriola, que incluía el paseo trasero del Kursaal y el del espigón. Ayer, sin embargo, el Consistorio decidió abrir el tramo cerrado de la Zurriola de modo que los adultos que salgan a pasear con los hijos tengan un espacio amplio para hacerlo.

Las playas de Donostia, sin embargo, siguieron estando cerradas ayer, a pesar de las quejas de ciudadanos que reclamaron al Ayuntamiento que se habilitaran también para las salidas con los menores. El Consistorio, sin embargo, respondió en las redes sociales que la apertura de La Concha, Ondarreta y Zurriola podría conllevar "situaciones difíciles de controlar por la acumulación de personas" y recalcó que las autoridades sanitarias "no han autorizado la vuelta a la normalidad ni el uso normalizado de los espacios públicos".

Asimismo, el Ayuntamiento subrayó que "si bien la gran mayoría de la población cumplió adecuadamente las indicaciones, se han dado situaciones que contravienen las normas y pueden conllevar riesgos", como aquellas en las que tuvieron que intervenir la Guardia Municipal y la Ertzaintza.

En este sentido, el Consistorio informó de que seguirá llevando un seguimiento de las salidas infantiles y pidió a los progenitores que intenten que sean "lo más ordenadas posible y siempre siguiendo las recomendaciones sanitarias de uso de mascarillas y de distanciamiento social". Además, pidió a la ciudadanía "responsabilidad" para el cumplimiento de las medidas, "que son en beneficio de todos".

El Ayuntamiento recordó que existen unas condiciones para poder salir con los niños y niñas menores de 14 años a la calle, que se ajustan a la regla de los "cuatro unos": una vez al día, un adulto (con un máximo de tres menores con los que conviva), durante una hora, y en un espacio de un kilómetro a la redonda del domicilio".

Las playas permanecen cerradas a las salidas infantiles porque se podrían producir "situaciones difíciles de controlar"