La regulación de los pisos turísticos se integra en el Plan General de Donostia

El Gobierno municipal aprueba una nueva suspensión de licencias para convertir edificios de viviendas en hoteles

12.02.2020 | 06:26
La esquina de las calles San Martin y Hondarribia, donde se acaba de inaugurar el hotel Arbaso.

donostia - El Gobierno municipal aprobó ayer de manera inicial la modificación de las normas urbanísticas del Plan General, después de haber introducido los artículos que regulan los pisos turísticos. Los mismos criterios utilizados en la ordenanza aprobada en 2018 se integrarán ahora en la normativa urbanística de mayor rango de la ciudad. De este modo, se evitarán los problemas surgidos tras las últimas sentencias, una de las cuales anula la citada ordenanza por considerar que no es una herramienta válida para este tipo de regulación. Otra señala que contradice el citado Plan General, de mayor rango.

La modificación de las normas urbanísticas del Plan General se emprendió en realidad hace dos años para, entre otras cuestiones, modificar las condiciones para dividir una vivienda y, por otro lado, limitar la conversión de edificios residenciales en hoteles. Además, ahora incorporará también el régimen general de usos autorizados en edificios residenciales y las condiciones específicas para el uso turístico de las viviendas.

Al introducir estas nuevas correcciones en los últimos meses, que se consideran de carácter sustancial, el proceso vuelve de nuevo al inicio: tras la nueva aprobación inicial de ayer, se abrirá ahora otro proceso de información pública previo a la aprobación provisional y la definitiva.

Los cambios no entrarán en vigor hasta esa aprobación definitiva que tardará algunos meses. Mientras tanto, la ordenanza de pisos turísticos sigue en vigor (la sentencia del TSJPV que la anulaba no es firme y el Gobierno municipal anunció su intención de recurrirla). En lo que respecta a la conversión de edificios residenciales en hoteles, al igual que se hizo hace dos años con la anterior aprobación inicial, también ahora se suspenderán las licencias y aprobaciones temporalmente hasta el 25 de marzo de 2021 (o hasta que el documento se apruebe de manera definitiva).

El alcalde, Eneko Goia, explicó ayer que el objetivo es frenar la sustitución de edificios de viviendas por hoteles, aunque recordó que en suelos terciarios el Consistorio no puede impedir la implantación de establecimientos hoteleros.

división Esta modificación del Plan General reduce también la superficie mínima para dividir en dos una vivienda. Podrán segregarse pisos de un mínimo de 120 metros cuadrados, siempre y cuando una de las viviendas resultantes sea al menos de 65 metros cuadrados (el tamaño promedio de vivienda) y la otra sea como poco del tamaño mínimo establecido por ley (45 metros cuadrados).

Goia explicó que con estos cambios esperan que se segreguen más viviendas y adelantó que estudian, asimismo, la posibilidad de ofrecer algún tipo de ayudas desde Etxegintza para estas divisiones de pisos. El cambio surge frente a la disminución del tamaño medio de las familias y la proliferación de unidades monoparentales que pueden necesitar pisos más reducidos que los habituales hasta hace algunos años. Además, con la división se consigue ganar nuevas viviendas en la ciudad ya construida, sin ocupar más terreno.

los cambios

Pisos turísticos. El Plan General incorporará las condiciones específicas para implantar pisos turísticos, siguiendo los criterios de la ordenanza aprobada en 2018.

Hoteles. Se limitan las condiciones para implantar hoteles en edificios residenciales y se vuelven a suspender temporalmente toda clase de aprobaciones en ese sentido hasta la aprobación definitiva de estos cambios.

Segregación. Podrán dividirse las viviendas de un mínimo de 120 metros cuadrados, siempre que uno de los pisos segregados sea de al menos 65 metros cuadrados y el otro de 45 metros cuadrados o más.

Noticias relacionadas