Oñati activará la mirada para combatir la soledad no deseada

Farmacias, panaderías y peluquerías identificarán situaciones de fragilidad social en mayores

29.04.2021 | 00:01
Representantes municipales, del Grupo SSI y Bizipoz, ayer.

oñati – Activar a la ciudadanía para que contribuya a minimizar la soledad no deseada en personas mayores. Esa es la misión del programa Begirada Adia que, como su nombre indica, pretende mirar activamente por el bienestar del colectivo de la tercera edad. Panaderías, peluquerías y farmacias de Oñati van a ser invitadas a asumir el papel de rastreadores para detectar situaciones de vecinos que se encuentran (o se sienten) solos sin desearlo.

El proyecto echa mano del comercio de proximidad "porque son espacios de confianza para las personas mayores", indicó ayer Karmele Acedo, gerente del Grupo SSI, cuyas profesionales trabajarán codo con codo con los servicios sociales municipales y la cooperativa Bizipoz que fomenta el envejecimiento activo.

El tejido comercial y sanitario son dos de las columnas vertebrales de este programa, pero no las únicas. Se busca involucrar también a las asociaciones de mayores (Pake Leku y Lagun Leku), y en general a los oñatiarras, para que mediante un proceso de formación sencillo se cree una red de antenas que identifiquen síntomas o comportamientos asociados al aislamiento, con el fin de que los servicios sociales puedan intervenir y desarrollar labores preventivas.

"La fragilidad social ya estaba antes de la pandemia, pero esta crisis ha puesto de manifiesto las necesidades no atendidas de personas que por diferentes motivos han ido perdiendo conexión con familias, amigos, el barrio donde residen...; en definitiva, se han ido quedando solas", apuntó Acedo. Así, una vez detectados los casos vulnerables, profesionales visitarán los domicilios de esas personas para mostrarles los recursos que tienen al alcance en el municipio.

un café que une personas A partir de ahí se "engrasarán" las relaciones de estos mayores, y es cuando entrará en acción la cooperativa Bizipoz, que ya ha dirigido, con el respaldo del Consistorio, el programa de envejecimiento activo del mismo nombre. Participará en dos planos: formando a mayores para que identifiquen situaciones de soledad no deseada, y dinamizando la iniciativa Nagusi Kafegunean "para crear lazos y nuevas amistades", precisó Eider Etxebarria. "El café es una excusa para recuperar el tejido relacional, para volver a hacer amigos", añadió Acedo.

Begirada Adia lleva en marcha un par de meses en Arrasate donde, según detalló Etxebarria, se han identificado doce casos de aislamiento social. Los kafegunes arrancaron la semana pasada y "hasta julio" se reunirán cada miércoles.

El Grupo Servicios Sociales Integrados (SSI) y el Ayuntamiento de Oñati suscribieron ayer el acuerdo, de siete meses de duración, que da el pistoletazo de salida a este programa. La alcaldesa, Izaro Elorza, destacó que el objetivo es impulsar "una comunidad proactiva" en la detección de situaciones de soledad. En un contexto marcado por la pandemia, desgranaron algunos datos del último año, como el 25% de incremento en la demanda que ha experimentado el servicio de ayuda a domicilio.

noticias de noticiasdegipuzkoa