La Policía Municipal de Aretxabaleta amplía su plantilla con dos nuevos agentes

Estas nuevas incorporaciones contribuirán a hacer frente a la mayor carga de trabajo que ha traído consigo la pandemia

04.12.2020 | 01:10

aretxabaleta – La Policía Municipal de Aretxabaleta ha incrementado esta semana su plantilla con la incorporación de dos nuevos agentes que contribuirán a reforzar la seguridad en el municipio y a responder a las exigencias operativas de la crisis sanitaria. El alcalde, Unai Elkoro, destaca el papel "fundamental" que está desempeñando la Udantzaingoa a la hora de "garantizar" el cumplimiento de las medidas establecidas para frenar la expansión del coronavirus, aunque, según insiste, "sin bajar la guardia en otras cuestiones que también son de especial relevancia para la seguridad y convivencia en el municipio".

La zallatarra de 22 años, Enara Ortiz, y el galdakaotarra de 28, Dei González, se incorporaron el martes a sus puestos. "La plantilla estaba muy limitada, teniendo en cuenta, entre otras cosas, las nuevas necesidades que ha traído consigo la pandemia y es, por ello, que mientras se prolongue la situación epidemiológica hemos considerado imprescindible contar con un mayor número de agentes, que nos permitirá, asimismo, cubrir mejor las bajas que puedan producirse", explica el primer edil.

Desde el pasado marzo tres han sido los nuevos agentes que han entrado a formar parte de la Policía local atxabaltarra, que a partir de ahora cuenta con seis efectivos –dos mujeres y cuatro hombres– patrullando las calles. Queda por cubrir la plaza de jefe de la Guardia Urbana, cuyo proceso se pondrá en marcha en 2021, tal y como avanza el Ayuntamiento.

Este mayor número de policías municipales permitirá, a su vez, ampliar el servicio a los fines de semana "en aquellas situaciones que sea necesario", precisa el alcalde. En estos momentos, trabajan en dos turnos de lunes a viernes, de 8.00 a 15.00 horas, y de 15.00 a 22.00, además de los sábados hasta las 13.00 horas.

las intervenciones crecen un 40% Desde el estallido de la pandemia, las intervenciones de la Policía Local se han incrementado un 40%. A los cometidos habituales, se han sumado los directamente derivados de las nuevas normas de seguridad implantadas para hacer frente al coronavirus. El mayor número de actuaciones realizadas han sido por no llevar mascarilla y saltarse el confinamiento perimetral.