El PNV de Bergara tilda de "pobre" el plan integral para hacer frente a la pandemia

Pone el foco en los mayores, las familias vulnerables y el comercio para "reorientar" el proyecto del Gobierno municipal

05.11.2020 | 01:01
Ediles del grupo municipal del PNV en la rueda de prensa que ofrecieron el martes en el Batzoki.

bergara– En un escenario marcado por las consecuencias que ha desencadenado el coronavirus, el grupo municipal del PNV de Bergara ha lanzado una serie de propuestas con las que pretende "reorientar" el plan integral que el Gobierno municipal les ha presentado para hacer frente a la crisis derivada de la pandemia. Los jeltzales ponen el foco en las personas mayores, un colectivo especialmente castigado, para plantear la puesta en marcha de un servicio dirigido a bergareses con deterioros leves, en el local ubicado en la planta baja del edificio del hogar del jubilado San Joxepe que se ha quedado vacío tras la apertura del nuevo centro de día en la calle Ernai. Junto con este recurso diurno, abogan también por crear una línea de subvenciones para familias cuya vulnerabilidad se ha acentuado con la situación actual, además de canalizar ayudas económicas ante el riesgo de cierre en el comercio y la hostelería.

El PNV desgranó estas propuestas ante los medios tras calificar de "escasa y pobre" la elaboración del plan integral del Gobierno municipal, después de que ha "necesitado más de siete meses para desarrollarlo" (se anunció a finales de mayo). La portavoz, Elena Lete, lamentó que el plan, que EH Bildu ha presentado a nivel interno en el Ayuntamiento, sea un "mero documento con varias carencias". "No cumple con la estructura y mucho menos el contenido que debe tener un proyecto de estas características. Tampoco especifica las acciones a realizar, su cronograma y la situación de los recursos económicos municipales. En definitiva, no define ni identifica las necesidades concretas que tiene Bergara y la ciudadanía", criticó Lete, antes de considerar que "una vez más ha quedado en evidencia la imposibilidad de gestionar del Gobierno municipal"

"justificar los dos millones" Tal y como expuso la edil del PNV, del crédito de dos millones de euros que el Consistorio ha pedido para hacer frente a los efectos de la pandemia, "desde el inicio de la crisis sanitaria solo se ha dedicado a este fin 322.920 euros; el resto de gastos incluidos en el plan integral son horas de personal o partidas contempladas en los presupuestos de 2020". En cuanto a la cantidad total destinada a paliar la situación generada por el coronavirus, según el PNV asciende "a 632.708 euros, que supone el 29,45% de todo el plan". "El Gobierno municipal está tratando de encontrar una justificación para los citados dos millones de euros, pero está claro que hay carencias", reiteró Lete, que consideró que no es "lícito" integrar dentro de los gastos ocasionados por la pandemia proyectos como el de las huertas comunitarias, con una partida de 140.000 euros que "ya se incorporó en las cuentas públicas de este año".

A este respecto, los jeltzales pidieron crear una mesa de trabajo para abordar la definición de un plan "real" adaptado "a las necesidades que existen en el municipio". Así, otras propuestas que pusieron sobre la mesa son cursos para desempleados sobre formación orientada al cuidado; un programa de empleo en colaboración con Lanbide; abordar una línea de ayudas para satisfacer las necesidades de las asociaciones culturales y deportivas locales; instalar baños públicos en la red de bidegorris, y cubrir parques y zonas recreativas al aire libre; subvenciones a la contratación en las pequeñas empresas locales; y ofrecer formación en la atención domiciliaria para responder a las necesidades que el coronavirus ha desencadenado en la tercera edad.