Oñati colocará aparcamientos cubiertos para bicicletas

Se instalarán en la plaza Santa Marina, junto a Zuazola-Larraña y el mercado

03.11.2020 | 01:16
Ejemplo de la estructura transparente e inclinada que cubrirá los aparcamientos para bicis. Foto: N.G.

Oñati – Dentro de las acciones dirigidas a promover el uso de la bicicleta como medio de transporte sostenible, el Consistorio de Oñati va a dotar al municipio de aparcamientos cubiertos para estos vehículos. La plaza Santa Marina, el entorno del mercado y junto al instituto Zuazola-Larraña serán los primeros puntos, en los tres casos próximos a centros escolares, que dispondrán de este tipo de instalaciones encaminadas a ofrecer espacios para poder estacionar las bicis de un modo cómodo y resguardado de las inclemencias meteorológicas.

Los aparcabicis se colaron entre los proyectos más votados en el proceso de presupuestos participativos que dejó en manos de los y las oñatiarras el destino de 500.000 euros de cara a 2019-2020. Fruto de esta iniciativa son algunas actuaciones ya materializadas como las cabinas de urinarios habilitadas en Munazategi y en el tramo Olabarrieta-Asentzio, el lavado de cara de la cancha deportiva de Olakua, el juego de equilibrio y de trepa que recientemente se ha estrenado en Errekalde y la inminente cubrición del parque infantil de Ugarkalde.

dos puntos más De este modo, con la puesta en marcha de los aparcamientos cubiertos para bicis se dará respuesta a una nueva petición ciudadana, que en principio contemplaba cinco emplazamientos para estos espacios, aunque, según explican desde el Ayuntamiento, una vez analizadas las ubicaciones sobre el terreno se ha decidido "de momento" retrasar dos de estas infraestructuras, las correspondientes a los alrededores Urgain-Errekalde Herri Eskola y el campo de fútbol de Azkoagain.

Los tres aparcabicis que se colocarán próximamente carecerán de cierres laterales y contarán con una estructura de acero galvanizado y un poste y viga anclados al suelo. La cubierta, por su parte, estará fabricada a base de policarbono y será transparente. Tendrá, además, forma inclinada y un sistema de recogida de aguas pluviales para evitar que los vehículos estacionados se mojen cuando llueva. El punto más bajo de la cubierta estará a dos metros del suelo y el más largo se situará del lado del instituto Zuazola-Larraña con una longitud de 8,5 metros. Las estructuras de Santa Marina y el mercado serán de un menor tamaño, aproximadamente 6,5 metros.

El Consistorio mantienen abierto hasta mañana el plazo de presentación de ofertas para suministrar estas instalaciones. Se estima un presupuesto máximo de 51.000 euros y un plazo de ejecución de 12 semanas.