El lunes saldrán a la venta los bonos de consumo en Arrasate

Habrá vales para todas las unidades familiares del municipio con un valor de 30 euros, pero el comprador pagará diez

27.05.2020 | 23:50
La alcaldesa, comerciantes, hosteleros y autónomos, ayer. Foto: A.D.

arrasate – Estimular el consumo local y ayudar a las familias de Arrasate a afrontar las dificultades sobrevenidas por la crisis sanitaria del coronavirus. Con ese objetivo y bajo el paraguas de la campaña Txikiak egiten gaitu haundi, el Consistorio ha creado un sistema de bonos que pretende poner en circulación 450.000 euros, dirigidos a reactivar las ventas y consumiciones en los establecimientos y pequeñas empresas del municipio. Cada bono tiene un valor de 30 euros, de los que el ciudadano pagará diez y los 20 restantes, que recibirá gratis, serán financiados por el Ayuntamiento.

A partir del 1 de junio, de lunes a viernes, se podrán adquirir en el BAZ y en la recepción del consistorio (en este caso por la mañana). Ayer, en la presentación de la iniciativa, la alcaldesa, María Ubarretxena, se refirió a las colas que se han formado en otras localidades en los primeros días de venta y, en este sentido, envió un mensaje de "tranquilidad" a la ciudadanía porque, según insistió, se han garantizado bonos para "todas las familias arrasatearras". Para su emisión se ha tenido en cuenta el padrón municipal.

En total se lanzarán 15.000 vales en dos tandas: 12.772 se podrán comprar desde el próximo lunes hasta el 31 de agosto. A partir de septiembre se sacarán a la venta los restantes, a los que habrá que sumar, tal y como recordó la primera edil, los 500 bonos que se costearán con la renuncia del grupo municipal del PNV a su asignación económica.

uno o dos bonos por familia Así, un vale se reserva para las unidades familiares compuestas por una o dos personas (5.722 familias), y dos si cuentan con tres o más integrantes (3.525). El pago se realizará con tarjeta bancaria y será imprescindible presentar el DNI de uno de los miembros de la familia.

Comercios, hostelería y servicios (autónomos) se adhieren de forma voluntaria a esta campaña, y quedan excluidos los locales de juego, lotería y apuestas, farmacias, estancos, las grandes superficies comerciales, gasolineras y tiendas de alimentación. Con el fin de llegar a un mayor número de negocios, cada bono está dividido en tres fracciones de cinco, diez y 15 euros, pudiéndose utilizar en compras diferentes. La fecha límite para gastarlos será el 31 de octubre.