De poner un Dique a prevenir

El libro 'Demos un gran salto' recoge los hitos del proyecto para la prevención de drogas en adolescentes. Aretxabaleta y Eskoriatza ampliarán la intervención al alumnado de cuarto a sexto de Primaria .

21.01.2020 | 06:30
El psicólogo Emilio Martín, la técnica Maider Etxaniz, los alcaldes de Aretxabaleta y Eskoriatza, Unai Elkoro y Joserra Zubizareta, y la presidenta de la UDA, Agurtzane Elkoro.

El punto de partida lleva por nombre U@DA, el proyecto que alumbró hace más de dos años la entidad deportiva aretxabaletarra con el firme propósito de abordar el problema del consumo de sustancias adictivas, que habían detectado en deportistas de las distintas categorías del club. En esta andadura han trabajado codo con codo con el hospital psiquiátrico San Juan de Dios de Arrasate, cuyos profesionales diseñaron un plan de actuación que después se extendió a los centros educativos de ambas localidades, con el respaldo de los respectivos ayuntamientos. Se abría, de este modo, el programa al alumnado de Educación Secundaria; un total de 492 chavales de entre 12 y 16 años, que han tenido la oportunidad de conocer de primera mano las experiencias de pacientes con un trastorno mental provocado por las drogas.

Las encuestas respondidas por los mencionados escolares permitieron cuantificar el problema del uso de drogas en este colectivo. De este estudio inicial han emanado diferentes iniciativas que son el hilo conductor del libro que ayer tuvo su puesta de largo. Se han editado 1.100 ejemplares que a partir de esta semana recibirán 500 familias a través de los alumnos y alumnas de Educación Secundaria y primer curso de Bachillerato de la ikastola Almen y Kurtzebarri eskola. La UDA también distribuirá la publicación entre sus deportistas.

Algunos datos que arrojaron los cuestionarios a los que contestó el citado alumnado ponen el acento en que 110 de estos jóvenes, el 22%, asegura haber consumido marihuana u otra sustancias como la cocaína, el speed o las anfetaminas. Además, el 68% dice consumir entre una y cinco veces al mes. "Estos datos hay que verlos con optimismo. Con un abordaje razonable podemos reducir el consumo de estos jóvenes e influir en las generaciones que vienen por detrás", recalcó el psicólogo del hospital San Juan de Dios, Emilio Martín. De hecho, gracias al programa, 25 personas han solicitado ayuda para dejar el consumo de drogas, 22 de las cuales son menores de 18 años, y tres mayores de edad (en estas cifras se incluyen los deportistas de la UDA).

proyecto de referencia Pero más allá de los datos, Martín defendió que el "mayor logro" del proyecto que inició su rodaje en septiembre de 2017 es que "hoy podemos hablar de esta problemática y se va dar un nuevo paso". "Hasta ahora se ha puesto un dique, un muro, para contener la inercia del consumo en el valle y vamos a dar un salto hacia la prevención, es decir, evitar que suceda en edades más tempranas", insistió Martín, a la vez que destacó la importancia de este programa que "ha ido cogiendo cuerpo" y se ha convertido en "una referencia" en materia de prevención de drogodependencias.

El programa alumbrado en el seno del club deportivo aretxabaletarra no solo se ha consolidado, sino que tiene una dimensión comunitaria. Se ha labrado, asimismo, el reconocimiento desde otros ámbitos como el académico y social.

En este sentido, la presidenta de la UDA, Agurtzane Elkoro, recalcó la "fuerza" del deporte en clave social. Una herramienta para trabajar la inclusión de los drogodependientes y sensibilizar a la juventud hacia la renuncia a sumergirse en las aguas profundas de las drogas. "Y no solo las drogas, también otras adiciones como el alcohol y el juego", añadió.

Así, el libro que ahora ve la luz plasma los principales hitos de la labor desarrollada en los últimos años, y que han dado como fruto las jornadas de deporte de integración, Inklusioa, esnatu, mugatu, ausartu eta erabaki, que en junio del año pasado permitieron que alumnos de 4º de Educación Secundaria y personas con un trastorno mental se relacionaran y reflexionaran, a través de la práctica deportiva, sobre un tema que les afecta: el consumo de sustancias.

La iniciativa Respaldiza que promovió la convivencia entre una docena de adolescentes y otros tantos pacientes, las encuestas realizadas entre los padres y madres, las actividades celebradas durante el Día Mundial de la Salud Mental, la participación en un foro organizado en la Universidad Nebrija de Madrid., un minucioso recorrido por todo lo que ha dado de sí hasta ahora el proyecto es la base de la publicación a la que han dado forma los profesionales de San Juan de Dios. Con Demos un gran salto, un documento de 50 páginas, se cierra esta primera fase del programa dirigido a hacer frente al abuso de drogas en la adolescencia.

nuevo programa 'ekko' Involucrar a los jóvenes, sus familias y profesionales, y, al mismo tiempo, a los agentes sociales, culturales y económicos de la comarca. Este ha sido el objetivo que ha movido desde los inicios al proyecto U@DA. Los consistorios de Aretxabaleta y Eskoriatza continuarán "apostando por este ambicioso plan", tal y como señaló el alcalde eskoriatzarra, Joserra Zubizarreta.

El primer edil informó de que se está trabajando en un nuevo programa que lleva por nombre EKKO (Eskola, Komunitatea, Kirola eta Osasuna), y que esta vez incidirá en edades más tempranas, en el alumnado de cuarto a sexto de Primaria -de nueve a doce años, por ser esta última edad la barrera que puede separar una generación que consume de otra que aún no lo hace-. La Diputación Foral de Gipuzkoa se sumará a este proyecto, cuya puesta en marcha está prevista para el próximo curso.

"Hay que concienciar y prevenir; evitar que ocurra en esa población diana. La prevención debe hacerse en Primaria, para enseñarles y prepararles a tomar decisiones. En muchos casos los adolescentes carecen de recursos asertivos y habilidades sociales, no están acostumbrados a ir más allá de sus propias necesidades. Liarse un canuto, subir una foto a las redes sociales, mantener relaciones sin protección? Se trata de tomar las decisiones adecuadamente. A través del deporte pueden ponerse en práctica situaciones que les hagan ver que no hay consecuencias", señaló Martín.

Por otro lado, en junio se celebrará la segunda edición de las jornadas Inklusioa, que este año en lugar de desarrollarse en Donostia, se llevarán a cabo en Aretxabaleta dentro de un calendario de actividades que durará una semana.

"A lo largo de este tiempo hemos observado que el consumo de sustancias es uno de los problemas graves de la adolescencia, pero hay otros que han de preocupar, como es el mal manejo que hacen de la ansiedad y de la frustración, que en ocasiones se traducen en conductas autolesivas y el juego-apuestas. La clave está en educar, apuntalar las habilidades de relación e interacción personal, para que sean capaces de adoptar decisiones adecuadas", sentencia el libro. En definitiva, prevenir para impedir el consumo de drogas y otros comportamientos de riesgo en la población adolescente.

Más información