Errebal Bizirik denuncia "el veto" del Ayuntamiento de Eibar

Exige su inclusión en el registro de asociaciones para participar en el diseño del Plan General

23.03.2021 | 00:36
Vista aérea del entramado urbano de Eibar. Foto: N.G.

Eibar – Tras haber sido incluida en el Registro de Asociaciones del Gobierno Vasco y oficializada a todos los efectos en la Diputación Foral de Gipuzkoa, la asociación vecinal Errebal Bizirik ha solicitado al Ayuntamiento de Eibar que la incluya en el registro de asociaciones de interés municipal; un requisito necesario para que la entidad constituida a partir de la plataforma Errebal pueda participar en el diseño del nuevo Plan General de Ordenación Urbana de la ciudad.

"El Ayuntamiento de Eibar se ha negado a incluir a nuestra asociación en el registro municipal, lo que supone un veto para que esta asociación pueda participar en el Consejo Asesor de Planeamiento Urbanístico", explican desde Errebal Bizirik.

Los integrantes de la agrupación vecinal califican de "arbitraria" e "injustificable" la decisión adoptada por los responsables municipales, pero no renuncian a participar en las reuniones que se llevarán a cabo en los próximos meses de cara a diseñar el futuro urbanístico de Eibar. Por ello, desde Errebal Bizirik han presentado un recurso de reposición contra la decisión del equipo de Gobierno socialista; al mismo tiempo que han pedido a todos los partidos políticos representados en la Corporación municipal "que apoyen la inclusión de nuestra asociación en el registro de asociaciones de la localidad".

Además, la asociación vecinal exige al nuevo alcalde, Jon Iraola, "que pase de las palabras a los hechos", al considerar que "aunque ha anunciado voluntad de acuerdo y diálogo, hasta ahora solo ha dado portazos a los colectivos que no son de su agrado".

En este sentido, desde Errebal Bizirik explican que su asociación "no nació para hacerle la rosca a nadie, sino para ejercer de palanca real para lograr una transparencia real y que las decisiones municipales se tomen teniendo en cuenta la voluntad de la ciudadanía".

Por otro lado, los integrantes de la agrupación critican el argumento esgrimido por los gestores municipales para justificar que Errebal Bizirik no tome parte en las reuniones del Consejo Asesor de Planeamiento Urbanístico. Según recoge el recurso de reposición que han presentado, "el Ayuntamiento ha aceptado al menos a cuatro asociaciones con menos de tres años de antigüedad, por lo que ejercer el veto basándose en la supuesta escasa antigüedad de la Plataforma Errebal supone una arbitrariedad manifiesta". Por ello, exigen "la misma vara de medir para todos los colectivos de Eibar", ya que "las normas deben ser iguales para todos y no se pueden aplicar de forma diferente en función de los intereses partidistas del alcalde".

Fin a las hostilidades Errebal Bizirik también ha denunciado "la burocratización a la que el Gobierno municipal del PSOE obliga a las asociaciones que no le gustan, para evitar así que el nuevo Plan General de Ordenación Urbana se diseñe desde la pluralidad de realidades y opiniones sobre los proyectos de ciudad". Ante esa realidad, la asociación pide "que se ponga fin a la hostilidad actual y se permita nuestra participación".

Asimismo, subrayan que "a diferencia de los que nos vetan, a nosotros no nos mueven sueldos y dietas, sino únicamente el deseo de construir una ciudad mejor partiendo de nuestra propia zona, la zona este de Eibar, la más maltratada por el PSOE en los trece años que llevamos trabajando por mejorar nuestra ciudad".