Eibar pretende ejecutar este año varias obras aplazadas por la pandemia

El Consistorio tiene intención de construir los ascensores para mejorar las condiciones de accesibilidad en Jardiñeta

22.02.2021 | 00:49
Vista de Eibar tomada desde el aire. Foto: Udala

Eibar – El departamento de Obras del Ayuntamiento de Eibar ha mostrado su intención de ejecutar este año varios proyectos que fueron aplazados en 2020 como consecuencia de la pandemia del covid-19, que obligó al Consistorio a reducir "de 3,2 millones de euros a prácticamente un millón de euros" la partida presupuestaria inicialmente prevista para acometer diferentes obras.

Este año el Ayuntamiento tendrá "unos dos millones" para obras; una partida con la que pretende acometer diversos proyectos aplazados como los destinados a reformar los baños del colegio de Urkizu, a construir una escalera en las gradas del patio del colegio Arrateko Andra Mari o a construir los ascensores que mejorarán la accesibilidad de los números 29, 31, 33 y 35 de Jardiñeta. Según explica el edil de Obras, Jon Iraola, "el coste de ese último proyecto ronda el millón de euros pero nos gustaría acometerlo a la mayor brevedad. De hecho, ya hemos puesto en marcha los trabajos previos. Confiemos en que, a lo largo de este ejercicio, podamos disponer de los recursos necesarios para afrontarlo. Todo dependerá de la coyuntura que traiga la pandemia".

El Consistorio pretende encontrar financiación para ese proyecto y sumarlo, así, a otros que ya están recogidos en las cuentas de 2021 como "el primer ascensor que mejorará la accesibilidad de Ubitxa y San Cristóbal, el bosque-jardín de Miraflores, los huertos urbanos del Sakun o la adecuación del edificio que acogerá la nueva Andretxea".