Culminan la nueva rotonda que vertebra el tráfico en el alto de Itziar

La construcción mejorará la seguridad vial en el cruce de las carreteras N-634 y GI-3210

17.11.2020 | 02:49
Vista nocturna de la nueva rotonda, con el casco urbano de Itziar al fondo. Foto: N.G.

deba – Tras casi cuatro meses de trabajos y una inversión de 328.615 euros, la Diputación Foral de Gipuzkoa ha terminado las obras para la construcción de la nueva rotonda de Itziar; promovida con el principal objetivo de mejorar la seguridad de vehículos y peatones en el punto en el que se cruzan las carreteras N-634 y Gl-3210.

La diputada foral de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, destacó ayer la "importante mejora para la seguridad vial de la zona" que supondrá la nueva construcción.

Según sus palabras, "era un cruce peligroso, tanto para vehículos como para peatones, pero con la nueva rotonda se reducirá la velocidad del tráfico y eso mejorará la seguridad peatonal". Además, "se ha habilitado un nuevo paso protegido para peatones en el ramal hacia Zumaia de la N-634", añade la diputada.

En cualquier caso, la nueva rotonda se ha construido en un punto con un importante volumen de tráfico procedente, de manera especial, de la zona industrial de Itziar y de la autopista AP-8. "Hasta ahora los vehículos pesados que venían de la autopista y querían girar hacia la zona industrial de Itziar tenían problemas para superar la pendiente de entre el 16% y el 18% del cruce; mientras que el tráfico proveniente de Itziar que quería virar hacia la AP-8 debía cruzar los dos sentidos de la N-634 para después incorporarse de nuevo a esa carretera, con el consiguiente peligro que ocasionaba la maniobra", explica Oiarbide, quien lamenta que "debido a problemas de cotas no ha sido posible habilitar un ramal de subida desde la nueva rotonda hacia Itziar". Ello obliga a los vehículos a continuar hasta la siguiente rotonda del cruce hacia la autopista para cambiar de sentido y volver a subir para tomar el ramal directo hacia Itziar, que comienza 50 metros antes que el anterior.

Con la nueva rotonda (tiene un diámetro exterior de 34 metros y 4 ramas) "se consigue ordenar todos los movimientos", sentencia Oiarbide.