Tasas e impuestos "congelados"

31.07.2020 | 00:22
La Corporación municipal, guardando las distancias, en el Pleno extraordinario celebrado el martes.

El Gobierno municipal de arrasate saca adelante las ordenanzas fiscales para 2021 y la oposición pone el acento en la difícil situación económica actual

Más temprano que nunca. El Gobierno arrasatearra sacó adelante las ordenanzas fiscales para 2021 en el Pleno extraordinario que se celebró el martes. Jeltzales y socialistas se quedaron solos en la aprobación de su propuesta, que en líneas generales congela las tasas e impuestos municipales de cara al próximo año. La oposición consideró "prematuro" abordar este tema en un contexto económico "muy cambiante", golpeado por la pandemia del coronavirus.

La alcaldesa, María Ubarretxena, recalcó que en 2021 "no se subirán" las tasas e impuestos a los contribuyentes arrasatearras , e indicó que han incorporado algunas aportaciones de EH Bildu y la asociación de comerciantes y servicios Ibai-Arte.

Así, a propuesta de la coalición soberanista en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) se aplicarán bonificaciones a las familias numerosas en función del nivel de ingresos e hijos. Además, en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica gozarán de una bonificación del 95% los coches con motor eléctrico que estén valorados en un máximo de 40.000 euros. Por su parte, gracias a las aportaciones de Ibai-Arte se suprime la tasa por ocupación de la vía pública con elementos ornamentales, siempre que no sean de venta o publicidad del establecimiento. Se bajará, asimismo, la tasa de los puestos del mercado y no se pagarán las consultas urbanísticas para la implantación de actividades en locales comerciales.

El Gobierno municipal ha querido aprovechar las modificaciones introducidas en el proyecto fiscal de 2020, con motivo de las bonificaciones dirigidas al pequeño comercio, hostelería y servicios afectados por el impacto del coronavirus, para dar el visto bueno a las nuevas ordenanzas en las que, según apuntó Ubarretxena, "se harán los cambios que sean necesarios". "Hemos adelantado su aprobación para empezar en septiembre a trabajar en profundidad el presupuesto municipal de 2021, que estará marcado por la situación generada por la pandemia", añadió la primera edil.

"falta de creatividad política" Para EH Bildu el equipo de Gobierno "ha buscado un titular, decir que la subida de tasas e impuestos va a ser cero". "Los datos económicos que estamos recibiendo son muy malos y cambiantes. ¿Por qué no se ha esperado hasta otoño para tomar una decisión tan importante, en lugar de hacerlo a las puertas de las vacaciones?", cuestionó la portavoz Maider Morras, que le echó en cara a PNV-PSE su "falta de creatividad política". "No habéis planteado cambios, los más significativos son propuestas nuestras y de Ibai-Arte", indicó.

"Ante la mayor crisis económica de la historia moderna, este Gobierno municipal vuelve a imponer una fiscalidad regresiva y un reparto de la riqueza injusto, cargando el peso sobre los hombros de las familias trabajadoras de Arrasate y favoreciendo a las elites económicas", criticó el concejal de Elkarrekin Arrasate, Igor Urizar. Defendió que otro modelo de fiscalidad "justa es posible, haciendo pagar a los que más tienen". "Pero este Gobierno no ha querido ni planteárselo", sentenció Urizar.

Las ordenanzas fiscales abrirán ahora un periodo de alegaciones antes de su aprobación definitiva.