Los presupuestos de Hernani, con más acuerdos

28.12.2020 | 00:29
Los problemas de aparcamiento en Karabel se tratarán en 2021.

Se aprueban las cuentas con el apoyo de EH Bildu, la abstención de Orain y PSE, y la oposición del PNV

El último Pleno celebrado en Hernani aprobó los presupuestos para 2021 con los votos a favor de EH Bildu, la abstención de Orain Hernani y PSE-EE y el voto en contra de EAJ/PNV.

Tras estudiar las enmiendas presentadas por el resto de grupos, Isa Sánchez, concejala de Hacienda, explicó que se aceptaron dos: la compra de una impresora para imprimir planos (EAJ/PNV) y la modificación de la Ordenanza de Movilidad para añadir los desplazamientos con patinete eléctrico (PSE-EE). Sánchez señaló que estas enmiendas valoradas en 22.000 euros no afectarán al presupuesto de 27,8 millones de euros.

Por su parte, el alcalde, Xabier Lertxundi, añadió que aunque sin una partida presupuestaria concreta, se había llegado a compromisos con los otros partidos políticos. Con el PNV, por ejemplo, se trató la desaparición de los puestos de confianza en la Policía Municipal, la toma de una decisión respecto al futuro del edificio Urumea, la mejora de la accesibilidad, la instalación de un sistema inteligente para la iluminación o el estudio de un ascensor para Portu-Elizatxo.

El PSE-EE propuso resolver el problema del aparcamiento en Karabel y el equipo de gobierno ya tiene una serie de ideas que tiene que analizar. Otra de sus enmiendas era un estudio sobre las instalaciones deportivas al aire libre y otro estudio sobre la colocación de placas solares.

No obstante, el PNV señaló que aunque algunas de sus propuestas se habían tenido en cuenta, otras muchas, muy importantes para ellos, no lo habían sido, por ello se vieron "obligados" a votar en contra.

El jeltzale Andoni Amonarraiz destacó que este complicado año habían decidido no presentar una enmienda a la totalidad para intentar arrimar el hombro, tal como demanda la sociedad. Por ejemplo, en vez de abolir el sistema de recogida de residuos puerta a puerta plantearon la adopción de un sistema mixto, pero esta cuestión fue rechazada.

Jaione Aristregi de Orain Hernani calificó los presupuestos de conservadores, grises y no propios de un gobierno de izquierda, y apostó por el endeudamiento.

Ricardo Crespo, del PSE-EE, recordó que varias propuestas suyas habían sido tomadas en cuenta, sobre todo les preocupa el tema del aparcamiento en Karabel.

No obstante, el PSE-EE como Orain Hernani destacaron la disponibilidad del equipo de gobierno de llegar a acuerdos y por responsabilidad, decidieron abstenerse.

Por su parte, la concejala de Hacienda resumió los principales puntos del presupuesto de 2021. En este sentido, el año que viene el Ayuntamiento contará con 1,8 millones de euros menos que en el ejercicio presente, por lo que ha tomado la determinación de no llevar a cabo nuevas inversiones importantes, sino que se atenderá a proyectos que vienen de años anteriores. Por contra, mantendrá la partida actual de Servicios Sociales.

La propuesta del Gobierno se completa con dos enmiendas: la compra de una impresora y la inclusión del patinete en la movilidad