Servicios de Txingudi congela las tasas para 2022

No subirán las tarifas del ciclo integral del agua, ni las de residuos para usuarios del contenedor marrón

14.10.2021 | 01:22
Imagen de la Asamblea de la Mancomunidad celebrada ayer. Foto: N.G.

irun – La Asamblea de la Mancomunidad de Servicios de Txingudi acordó ayer la aprobación inicial de la Ordenanza Fiscal reguladora de las tasas por los servicios relativos a la gestión de residuos sólidos urbanos, así como la relativa a los servicios enmarcados en el ciclo integral del agua. Los miembros de la Asamblea convinieron mantener la congelación de ambas tasas de cara al año 2022, pues el gravamen de las mismas tampoco subió de 2020 a 2021.

En lo que respecta a la gestión de residuos, lo que acordó la Mancomunidad fue no subir las tasas y las tarifas para las denominadas "familias sostenibles"; es decir, aquellas para aquellos domicilios que estén acogidos a la recogida selectiva de materia orgánica y hagan efectivo su uso, así como para los comercios en general, hostelería y sociedades gastronómicas.

Sin embargo, para aquellas familias que opten por no hacer uso del contenedor marrón (o que hagan un uso incorrecto del mismo), para los abonados no domésticos y para los grandes generadores la subida de la tasa por la gestión de residuos será del 7,5%. Con esta estrategia fiscal, desde Servicios de Txingudi pretenden seguir ahondando en la generalización del uso del contenedor marrón, así como proteger a los sectores que más hayan sufrido por la pandemia.

Como explicaban desde la entidad comarcal, la subida del 7,5% se explica en gran parte por "la subida consecutiva de un 2% del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa en los últimos dos años". De igual forma, desde la Mancomunidad recalcaron el ahorro económico que supone la separación de la materia orgánica, "ya que el aumento de la tasa de reciclaje conlleva una disminución automática de los residuos que se llevan a eliminación".

En cuanto a las tarifas del ciclo integral del agua, todos los agentes comarcales, desde la ciudadanía hasta las empresas, se beneficiarán de la congelación a pesar de que en enero de 2022 se comenzará a aplicar el nuevo Canon de URA, un gravamen que repercutirá a todos los consumos. Aunque este nuevo impuesto supondrá gastos extra para la entidad, Servicios de Txingudi tomó ayer la decisión de mantener la congelación al considerar que "es importante hacer un esfuerzo de contención ya que aún estamos en vías de recuperación de las consecuencias económicas negativas de la pandemia".

Como consecuencia, la capacidad inversora de la Mancomunidad descenderá el año que viene con respecto a lo previsto. Aún así los recursos que se generarán para financiar las inversiones necesarias serán mayores que en el ejercicio actual: ascenderán a 2.542.536 euros, frente a los 2.430.622 euros del año anterior.

noticias de noticiasdegipuzkoa