Los irundarras pueden definir los usos del edificio de Emigración

Hasta el 28 de febrero se pueden hacer llegar aportaciones al Consistorio de forma telemática

20.02.2021 | 00:27
De izda. a dcha., Unanue, Martínez y Nuño . Foto: N.G.

irun – El área de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Irun ha puesto en marcha la segunda fase del proceso participativo para el diseño de los usos del edificio de Emigración, situado en el barrio de San Miguel y cedido a la ciudad por el Estado en mayo de 2019. En concreto, la ciudadanía irundarra puede hacer llegar sus aportaciones al Consistorio para reimaginar 537 metros cuadrados de la planta baja del inmueble rellenando un sencillo formulario que estará disponible en la página web municipal (irun.org) hasta el 28 de febrero.

Este proceso pretende recabar propuestas para establecer un programa de necesidades que sirva a los técnicos municipales como base para la realización del proyecto de adecuación de espacios y de equipamiento del edificio. A pesar de ello, este no es el inicio del camino, pues en una primera fase, en la que pudieron participar la asociación de vecinos de San Miguel y otros colectivos del barrio, ya se recogieron algunas ideas, como la del traslado de las dependencias de la asociación y el local de personas mayores a este espacio, la instalación de una bilbioteca para el barrio o la creación de salas polivalentes.

Al ser el proceso participativo el resultado de una enmienda de EH Bildu, la edil Ane Unanue acompañó ayer a la delegada de Participación Ciudadana, Mónica Martínez, y a David Nuño, portavoz de Elkarrekin Podemos-IU y miembro del Gobierno municipal, en la rueda de prensa que ofrecieron para dar a conocer la iniciativa.

En palabras de Martínez, el Ayuntamiento considera que la planta baja de Emigración debe ser "un espacio para el disfrute del barrio y del resto de la ciudad", por lo que tras escuchar las opiniones de la asociación de vecinos y los colectivos del barrio el proceso se abre ahora a la ciudadanía en general. En la misma línea se pronunció Nuño, que tildó esta iniciativa de "ejemplo de cómo los vecinos y vecinas pueden con sus aportaciones contribuir a la mejora del día a día de nuestra ciudad".

Desde EH Bildu, Unanue valoró positivamente que el proceso haya podido ponerse en marcha aún en esta situación: "La participación ciudadana es una de nuestras principales líneas de acción y todo lo que sea contar con la opinión de los y las irundarras nos parece positivo".

Aunque las restricciones motivadas por la pandemia impedirán esta vez realizar las sesiones presenciales habituales en los procesos participativos, la participación a través de Internet es sencilla y solo requiere la introducción de algunos datos personales básicos.