Un decálogo para impulsar el uso de bicis

25.05.2020 | 00:35
Un hombre circula en bicicleta por la acera de Mendelu, que no cuenta con ningún carril bici. Foto: X.S.

Balazta propone diez medidas para fortalecer la red de bidegorris de Hondarribia en tiempos de coronavirus

los momentos de crisis son también grandes oportunidades de cambio. La asociación de ciclistas urbanos del Bidasoa, Balazta, es plenamente consciente de ello y, ante la pandemia del coronavirus, considera que "es el momento de tomar medidas valientes". Por ello, la entidad ha elaborado una decena de propuestas dirigidas a fortalecer la red de bidegorris de Hondarribia basándose en las recomendaciones recogidas en el Plan de Choque que la Red de Ciudades por la Bicicleta ha promovido en todo el Estado con motivo de la crisis del COVID-19.

En primer lugar, Balazta propone que se materialice la reducción de la máxima de circulación en toda la vía pública de Hondarribia hasta los 30 kilómetros por hora, algo que ya figura en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible que el Ayuntamiento aprobó a finales de 2019.

De forma paralela, la asociación plantea acondicionar, en las carreteras bidireccionales, un carril como vía ciclista, dejando un sentido de la circulación para vehículos a motor de los residentes, los trabajadores y el transporte público. En las vías compartidas entre bicicletas y peatones, como el paseo Butrón, Balazta apuesta por ordenar su convivencia mediante señalización.

Para la asociación, los semáforos deberían programarse de forma que priorizasen a los ciclistas y peatones y se favorecer la ciclologística impulsando, por ejemplo, el uso de servicios de reparto en bicicleta entre el comercio local. Otro de los factores clave que Balazta apunta para impulsar el transporte en bici es el aumento de la disponibilidad de plazas de aparcamiento., especialmente en zonas comerciales y zonas industriales, como el polígono Txiplao.

Para maximizar el efecto del resto de medidas la entidad propone realizar una campaña a favor del uso de la bicicleta, y para asegurar el cumplimiento de las mismas por parte de la ciudadanía, que Udaltzaingoa extreme la vigilancia.

Por último, pero no menos importante, y previendo que este verano habrá "un uso de la bicicleta masivo" entre Irun y la playa de Hondarribia, Balazta propone que se cree un corredor ciclable entre ambos lugares. El planteamiento de la asociación se basa en dos fundamentos: que pueda ser una medida reversible o permanente en función de los resultados que arroje durante los meses estivales y que tenga un coste bajo, pues solo sería necesario aplicar la señalización vertical y horizontal correspondiente. El reccorrido que propone Balazta sería lineal entre Mendelu, Amute, Kosta, Erribera Behera kalea, Puntal y Bidasoa pasealekua, existiendo varias opciones para disponer el recorrido en los tramos de la Marina y entre Itsasargi kalea y la playa.

La asociación plantea que se cree un corredor ciclable que conecte Irun con la playa de Hondarribia al menos de forma provisional