Hondarribia se queda sin ferias de producto local

Los mercados de baserritarras no se celebrarán mientras dure el estado de alarma

26.03.2020 | 01:58
Uno de los mercados de baserritarras de la calle San Pedro de Hondarribia. Foto: N.G.

hondarribia – El Ayuntamiento de Hondarribia ha confirmado esta semana que mientras dure el estado de alarma no se celebrarán los mercado de productos agrícolas de los miércoles y sábados. A pesar de que el grupo municipal de Abotsanitz hiz pública la semana pasada su propuesta de recuperar las ferias de productos locales con medidas extraordinarias de seguridad, el conjunto de la Corporación hondarribiarra ha decidido seguir las recomendaciones del departamento de Salud del Gobierno Vasco de no organizar este tipo de eventos en exteriores.

El delegado de Medioambiente, Juan Luis Silanes, explicó que la decisión de no celebrar los mercados persigue dos objetivos: "Por un lado, evitar que se originen afluencias de personas en vía pública, y por otro, dejar libres los espacios exteriores para poder realizar la limpieza y desinfección de los mismos". A pesar de que la situación actual impida la celebración de las ferias agrícolas, Silanes aseguró que en el futuro el Ayuntamiento "seguirá trabajando para potenciar y dinamizar el producto local, como lo viene haciendo hasta la fecha".

Además de los mercados de productos locales, son muchos otros los eventos y servicios afectados en Hondarribia por la situación de confinamiento. Como explicaron ayer desde el Ayuntamiento, aunque todas las áreas municipales continúan trabajando, solamente una persona opera de forma física en cada departamento, mientras que el resto de trabajadores municipales desempeñan sus funciones de forma telemática. A pesar de ello, el BAZ (Biztanleen Arreta Zerbitzua) sigue dando atención de forma telefónica en el 943 111 213 o vía correo electrónico (udala@hondarribia.eus).

Asimismo, desde el Ayuntamiento informaron ayer de que el cementerio municipal permanecerá cerrado mientras dure el estado de alarma. Únicamente se abrirá cuando haya un entierro, con la limitación de asistencia máxima de diez personas. La medida responde a las obligaciones decretadas por el Gobierno central el pasado 14 de marzo, entre las que se estipulaba la necesidad de contención en los lugares de culto y en ceremonias civiles y religiosas para evitar las aglomeraciones de personas.

Con la misma finalidad de evitar acumulaciones, tampoco se celebrará el Zuhaitz Eguna que estaba programado para este sábado en el entorno de San Telmo. El equipo de Gobierno reprogramará el evento en una fecha que garantice la seguridad sanitaria de la cita.