El entorno de las villas de Anaka da pasos hacia su reurbanización

Los vecinos interesados pueden realizar aportaciones al proyecto hasta el 23 de febrero

08.02.2020 | 11:11
En la rotonda de la plaza Florencio Iracheta se prevé implementar una zona de estancia.

irun - En torno a un centenar de vecinos del barrio irundarra de Anaka acudieron el pasado jueves a la presentación del proyecto de reurbanización del entorno de las villas situado entre las calles Misionero Lekuona y Julian Gayarre. Durante la reunión responsables municipales desgranaron las líneas principales del proyecto, si bien desde el Ayuntamiento se pretende ahora abrir una fase de participación para que los vecinos puedan aportar sus ideas.

El entorno sobre el que se pretende actuar fue construido entre los años 1925 y 1936, con una urbanización que atendía las necesidades de la época. En general, las calles disponen un vial central de circulación para vehículos, con aparcamiento a uno de los lados del vial, y aceras muy estrechas a ambos lados de la calle con elementos que interrumpen el paso, principalmente arboles, señales y farolas.

Así, la actuación prevista por el Consistorio propone modernizar la zona introduciendo una plataforma que deje al mismo nivel la calzada y la acera, ensanchando esta última y distingiéndolas por colores. Asimismo, se renovará el arbolado y se sustituirán todas las infraestructuras que así lo requieran, como las farolas, que pasarán a contar con tecnología LED. También se enterrará el tendido aereo de la línea eléctrica.

Uno de los elementos más relevantes de los que plantea el proyecto inicial es la reurbanización de la plaza Florencio Iracheta, en cuya rotonda se prevé construir una zona de estancia con elementos que podrían ser desde aparatos de gimnasia para personas mayores hasta una pequeña pérgola. La estimación presupuestaria para desarrollar toda la actuación, que abarca un ámbito de unos 20.000 metros cuadrados, es de en torno a cinco millones de euros.

Tras la presentación de las primeras líneas, el área de Participación Ciudadana ha abierto en la web municipal un espacio donde se puede consultar la presentación del proyecto. Hasta el 23 de febrero todas las personas interesadas pueden hacer llegar sus aportaciones. Una vez analizadas todas las opiniones, está previsto que el proyecto vuelva al barrio para ser compartido otra vez.