La escultura de la aguadora ya luce en Donostia

Se ha colocado junto a la figura del tamborrero y el busto de Ramundo Sarriegi

14.05.2022 | 14:08
El alcalde, Eneko Goia, y representantes de la Unión Artesana y Kresala han participado esta mañana en la inauguración de la escultura.

La nueva escultura de la aguadora se encuentra ya en su ubicación provisional de la plaza Sarriegi de Donostia, donde desde este sábado completa el conjunto escultórico formado por la figura del tamborrero y el busto de Raimundo Sarriegi.

La obra aguadora ha sido creada a iniciativa de la Unión Artesana con motivo de la celebración en 2020 del 150 aniversario de su fundación, que tuvo lugar el 14 de mayo de 1870. El Ayuntamiento ha apoyado la iniciativa y ha subvencionado la pieza, que ha contado con un presupuesto de 35.300 euros.

El alcalde donostiarra, Eneko Goia, ha querido felicitar a la Unión Artesana en su 150 aniversario, "a pesar de que las celebraciones se han hecho esperar" debido a la pandemia y ha aprovechado para destacar "la importancia que las sociedades tienen en nuestra ciudad, como elementos de cohesión e impulsores de iniciativas como ésta".

Además, Goia ha señalado que "esta nueva escultura sirve para recordar que Donostia es una ciudad que trabaja por la igualdad desde todos sus ámbitos, poniendo en valor el papel de la mujer en nuestra sociedad".

La obra es una escultura realizada en bronce en el taller Alfa Arte por el artista Nino Barriuso, y tiene como objetivo reconocer a aquellas personas y entidades que han trabajado por conseguir unas fiestas en igualdad.

No fue hasta 1980 cuando salió por primera vez una tamborrada mixta en la que las mujeres participaban tocando un instrumento. La pionera fue la sociedad Kresala, que creó la figura de las aguadoras tocando la herrada como medio de incorporar las mujeres a la fiesta.

Esta obra llega para rematar el conjunto escultórico de la plaza Sarriegi, que próximamente sufrirá una reordenación para dar relevancia a estas piezas.

Así, el nuevo conjunto se trasladará unos 10 metros hacia el interior de la plaza y se creará un nuevo pedestal para las esculturas, que tendrán una disposición diferente a la actual.

La primera pieza que dio pie a la creación de este conjunto fue el busto a Raimundo Sarriegi en 1964, obra de Jose Lopetegi Goikoetxea, que se situó cerca de la calle Narrika.

noticias de noticiasdegipuzkoa