Donostia inspecciona tiendas de chucherías y locutorios que venden alcohol a menores

Las visitas de los funcionarios tendrán lugar en los próximos días con el fin de atajar una práctica que ha crecido con la pandemia

05.02.2021 | 18:14
Suelo lleno de bebidas en un botellón en Donostia.

El Ayuntamiento de Donostia llevará a cabo en los próximos días una campaña de inspecciones en tiendas que venden de modo ilegal alcohol a menores. La investigación se dirigirá a comercios minoristas, especialmente a locutorios, tiendas de chucherías y otros establecimientos que carecen de permiso para vender alcohol o que, aunque lo tengan, acostumbran a venderlo a menores de edad, lo que está prohibido. Tampoco los mayores pueden ahora beber alcohol en los espacios públicos en la actualidad.

Habitualmente, el Ayuntamiento actúa contra los locales comerciales cuando recibe algún tiempo de denuncia, aunque ahora tiene intención de llevar a cabo inspecciones con el fin de atajar una práctica creciente que se ha detectado en estos últimos meses.

La concejala Salud Pública, Marisol Garmendia, recordó que a lo largo del periodo de pandemia el Ayuntamiento ha venido observado el "cambio en el modelo de negocio" de algunos minoristas y se han empezado a abrir expedientes por infracciones motivadas por la venta de alcohol a menores. "Creemos que no hay mejor medida que la prevención, por lo que consideramos necesaria esta campaña de inspecciones que, en caso de incumplimiento, supondrán sanciones", dijo Garmendia. Asimismo, explicó que en algunos locales se ha detectado que, sin licencia para ello, se produce una creciente venta de alcohol, especialmente los fines de semana y con los menores de edad como público preferente.

Precisamente para este público se han descubierto en algunos locales bebidas de alta y baja graduación, así como congeladores con bolsas de hielo y vasos de plástico para vender y en algunos, incluso, para realizar combinados en el propio mostrador.

La concejala de Salud Pública manifestó que "el pasado año fue especial por el confinamiento pero hace un par de años, con motivo de la Semana Grande, se hizo una campaña similar con especial incidencia en comercios que se consideraban reincidentes, al haber sido ya sancionados o avisados por la Guardia Municipal".

Entonces se incoaron cinco expedientes sancionadores con multa de 6.000 euros y cierre del establecimiento por espacio de cinco días, además de sancionar a dos pubs por venta de alcohol a menores. Además, de la mano de Donostia Festak, el Ayuntamiento llevó a cabo una campaña con diez compromisos en relación con los menores y la venta de alcohol, que la concejala tachó de "positiva".

La infracción por venta de alcohol a menores se considera grave y contempla multas desde 601 euros hasta 10.000 euros, además de la posible suspensión temporal de la actividad por u máximo de dos años.