Donostia permitirá instalar terrazas de bar en plazas de aparcamiento durante la pandemia

Los bares podrán solicitar esta opción para aplicarla cuando se permita su reapertura

27.11.2020 | 15:47
Calle Gran Via de Gros, con un bar ahora cerrado y un aparcamiento enfrente.

Un decreto de Alcaldía flexibiliza las normas para que la hostelería pueda trabajar al aire libre

Como ya pasaba en París, antes de la pandemia, y ha pasado en Nueva York, a consecuencia de ella, Donostia también permitirá que los bares puedan instalar terrazas de hostelería ocupando plazas de aparcamiento, en concreto dos. La medida, que forma parte del decreto de Alcaldía del 24 de noviembre para flexibilizar las normas de hostelería, se podrá aplicar en cuando se permita la reapertura de bares y requerirá de una autorización específica.

Además, los negocios que quieran aprovechar esta posibilidad deberán cumplir distintas condiciones. En concreto, se autorizará la instalación de terrazas en el espacio reservado para dos vehículos, siempre que estén cerca del establecimiento hostelero. Los espacios de aparcamiento destinados a terraza podrán ser en línea o en batería y no podrán estar reservados para carga y descarga, OTA comercial o discapacitados. Tampoco se podrán usar para acoger mesas y sillas cuando haya un carril bici entre la acera y la carretera.

En las carreteras de un único carril tampoco se podrá hacer uso de esta ocupación (por ejemplo en las calles Matia y Prim) y será obligatorio instalará una plataforma, a la cota de la acera, y un cerramiento. Además, la medida permitirá colocar pantallas contra el viento y la luvia sin anclajes al suelo, que tendrán que ser recogidas a diario.

Las medidas de flexibilización decretadas por Eneko Goia permiten también que las mesas y sillas se instalen en lugares que no estén exactamente en el ángulo visual del establecimiento e incluso, a una distancia superior a lo habitual.

Estas medidas entrarán en vigor cuando se publiquen en el Boletín Oficial de Gipuzkoa y, desde entonces, los bares que deseen aprovecharlas podrán ir pidiendo las autorizaciones pertinentes de modo que estén ya tramitadas cuando se reabra la hostelería, cerrada desde el 7 de noviembre.

El decreto dice que están en vigor el tiempo " estrictamente necesario y, en todo caso, hasta que la Alcaldía decrete su inaplicación".

El decreto de Alcaldía explica que "parece razonable concluir que las terrazas son el espacio determinante que va a permitir a este sector afrontar esta situación excepcional de un modo más favorable, ya que son espacios abiertos, ventilados y que ofrecen una mejor disposición a cumplir las medidas de distancia interpersonal que se puedan ir regulando".

El documento recalca que estas medidas son de "carácter temporal y excepcional" y que dejarán de estar en vigor si las condiciones sanitarias volvieran a la normalidad.

Por otra parte, el Ayuntamiento autoriza otras medidas, sin necesidad de tramitarlas. Por ejemplo, que las terrazas puedan empezar a servir consumiciones desde las 8.00 horas y que instalen calefactores de gas "siempre que se ubiquen en el espacio de terrazas y cumplan las medidas de seguridad".

Además, en la Parte Vieja, los establecimientos con permiso para instalar mesas contra la fachada con hasta dos sillas podrán colocar tres en cada mesa, dos de ellas en línea con la fachada y la tercera, en sentido al centro de la calle. Las sillas no podrán entorpecer el acceso a los comercios cercanos y tendrán que ser retiradas cuando tenga que pasar un vehículo.

Las modificaciones previstas en el decreto llegan en un momento en el que la hostelería está mostrando su preocupación por la situación derivada del cierre, como se ha visto este mismo viernes en la manifestación del gremio.