bertan

Donostia rebaja un 66% el recibo de terrazas a la hostelería por la pandemia

Aplicará también bonificaciones a la tarifa de la recogida de basura de los negocios durante el periodo del estado de alarma

28.07.2020 | 00:21

Donostia – La Junta de Gobierno de Donostia prevé aprobar hoy unos cambios en la ordenanza fiscal para aplicar bonificaciones en la tasa de mesas y sillas de la hostelería de un 66% en el primer semestre del año, así como así de distintas cantidades en el recibo de basura del segundo trimestre, que variará según el tipo de empresa.

Para poder aplicar estas rebajas debe iniciar la tramitación del cambio en la normativa de tasas e impuestos municipales por los periodos correspondientes al estado de alarma derivado del COVID-19. En concreto, las reducciones se centrarán tanto en las empresas de sectores que han sido considerados "no esenciales" durante los meses del estado de alarma por el confinamiento y que, por lo tanto, no han podido trabajar en este periodo, como en las consideradas esenciales, que sí han trabajado.

La modificación de la ordenanza fiscal para la tasa por recogida de residuos de las actividades económicas está dirigida principalmente a los negocios de servicios e industriales, que son los que han resultado más afectados por la pandemia. En general, se les bonificará en un importe variable, que reducirá su cuota a los niveles que hubiesen tenido que pagar si el local hubiese estado cerrado durante el segundo trimestre del presente año 2020. Los locales que ya se encontraban cerrados, por su parte, no contarán con bonificación suplementaria.

Además, los locales en los que se haya desarrollado una actividad considerada esencial en el Real Decreto de marzo que declaró el estado de alarma –como panaderías, tiendas de comestibles, comercios de prensa, etc€– tendrán su cuota de basura del segundo trimestre de este año reducida al 75% del importe que hubieran tenido que abonar, según la tabla tarifaria aprobada. La rebaja, pues, será del 25%.

Por su parte, el Ayuntamiento también dará luz verde a una reducción en la tasa por ocupación de espacio público con mesas y sillas por parte de la hostelería. En este caso, el Ayuntamiento cobrará dos de los seis meses del primer semestre del año, ya que ha considerado no solo el momento de estricto cierre de los bares sino, también, los meses mayo y junio, cuando los locales han reabierto sus puertas aunque con muchas limitaciones, lo que ha supuesto que han ingresado menos de lo habitual.

Por ello, explica el dictamen que se presenta hoy a aprobación, la ocupación de espacio en estos meses debe ser bonificada. En concreto, el área de Hacienda ha previsto que la bonificación sea del 66%, por lo que se pagará el 33% de la tasa, es decir, el equivalente a dos de los seis meses del periodo.

"más equitativo" El departamento de Hacienda considera que así se logra "un criterio más equitativo" porque los meses de marzo a junio han sido "muy difíciles para un uso normal del dominio público con mesas y sillas" en la hostelería.

A mediados del pasado mes de marzo, nada más comenzar el estado de alarma, el Ayuntamiento retrasó el cobro de los impuestos que estaban en plazo hasta el mes de septiembre a causa de la epidemia. En concretó aplazó los que se pagan anualmente como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto de Vehículos así como tasas como la de la viñeta de OTA. Asimismo, anunció que iría tomando otras medidas fiscales a lo largo de los meses siguientes, en función de la evolución de la pandemia.

Para este año 2020, el Ayuntamiento aprobó el pasado año una subida general de tasas del 1,5%, aunque algunos conceptos aumentaron más, como la basura, que creció un 4,5% y el saneamiento, que lo hizo un 2,5%.