El tramo entre Deba y Ondarbeltz, una asignatura pendiente

La ciudadanía pide una acera a fin de no tener que hacer 300 metros por el arcén de la carretera para acceder al paseo

12.08.2020 | 00:00
Dos adultos y un menor cruzan la carretera a la altura de Urazamendi.

deba – A pesar del incuestionable éxito que está teniendo el nuevo paseo peatonal que enlaza las localidades de Deba y Mutriku por la franja costera, las personas usuarias denuncian la peligrosidad del tramo existente entre el barrio mutrikuarra de Urazamendi (situado en la margen izquierda de la ría debarra) y la playa de Ondarbeltz, donde comienza el recorrido.

No en vano, para poder acceder hasta el arenal que constituye el punto de partida del paseo hacia Mutriku los peatones no tienen otra alternativa que completar una distancia de aproximadamente 300 metros por el estrecho arcén de la carretera GI-638, que soporta un importante volumen de tráfico (según los datos aportados por la Diputación Foral de Gipuzkoa por esa carretera circulan, de media, unos 6.000 vehículos cada día).

Dada esa situación, las personas usuarias del nuevo paseo solicitan a la entidad territorial que habilite una acera o acometa alguna actuación que permita minimizar la peligrosidad y el riesgo de atropello en el tramo que va de Urazamendi hasta Ondarbeltz.

La elgoibartarra afincada en Deba Blanca Salegi es una de las muchas personas que utiliza habitualmente el nuevo paseo durante su tiempo de esparcimiento.

Según señala, "el paseo está muy bien pero resulta muy difícil de entender que no se haya hecho nada para evitar que las personas que queremos acceder al mismo desde Deba tengamos que transitar un buen rato por el arcén de la carretera, con el indiscutible peligro que eso conlleva".

La propia Salegi también critica que las instituciones "hacen un llamamiento para utilizar el transporte público y luego quienes vienen desde otros pueblos con ganas de hacer este paseo casi no tienen otra opción que acercarse en coche, ya que si se decantan por el tren están obligados a acercarse hasta la playa de Ondarbeltz con un evidente riesgo de sufrir un atropello".