Bertan

Eysa gana el concurso público para seguir gestionando las más de 14.000 plazas de OTA

El nuevo contrato se adjudicará para seis años y traerá novedades, como la ampliación del pago a través del móvil

22.03.2020 | 01:27
Un usuario paga en un parquímetro la tarifa correspondiente por aparcar en una zona regulada.

donostia – La empresa Eysa seguirá gestionando la OTA durante los próximos seis años. Tras un proceso largo, se ha impuesto en el concurso público convocado por el Ayuntamiento para explotar el servicio de estacionamiento regulado en toda la ciudad. Quedan todavía, sin embargo, algunos trámites para proceder a la adjudicación formal que, con motivo de la crisis del coronavirus, podrían ralentizarse y prolongarse en el tiempo, por lo que no se puede concretar aún cuándo se dará inicio al nuevo contrato, que traerá algunos cambios a los usuarios.

Junto con Eysa, otras cinco empresas o UTEs habían presentado sus propuestas para gestionar el servicio, que salió a concurso por casi 40 millones de euros en total (los seis años). Cinco de ellas presentaron, además, varias propuestas (una integrada y otra por lotes), lo que ha prolongado en el tiempo el análisis de sus propuestas desde que se convocó el concurso el verano pasado.

Finalmente, aplicados los criterios técnicos, tres de las propuestas integradoras fueron excluidas por no superar la puntuación mínima y también algunas de las presentadas por lotes. Según esos criterios técnicos, la propuesta de Eysa fue claramente superior a las demás.

Así, finalmente, la explotación del aparcamiento regulado seguirá en sus en manos, por alrededor de 5,5 millones de euros el primer año (IVA incluido). Además, por primera vez se unificará en un único contrato el aparcamiento de toda la ciudad, repartido hasta ahora en la zona Centro (hasta Miraconcha y Pío XII incluidos) y, por otro lado, en el área comprendida por los barrios de Gros, El Antiguo, Egia y Amara Berri.

cambios El principal cambio que traerá para los usuarios el inicio del nuevo contrato será la generalización y ampliación del pago por el móvil. En la actualidad este servicio está ya disponible, pero es ligeramente más caro que pagar en las máquinas. Sin embargo, cuando entre en vigor este nuevo ciclo la aplicación no tendrá ese sobrecoste, con intención de incentivar su utilización, lo que implicará, a su vez, que el número total de máquinas expendedoras repartidas por la vía pública se reducirá. Los datos indican que en 2018 un 33% de los aparcamientos se abonaron con el móvil, que se implantó en 2015.

Otro de los cambios es, precisamente, la obligación de sustituir las máquinas más antiguas. También deberán mejorar en el sistema de control, que actualmente se hace con unos dispositivos PDA (además de con coches, que es como se está controlando el aparcamiento estos últimos días).

La empresa tiene un plazo de cuatro meses para implantar éste y el resto de cambios previstos en el concurso, una vez firmado el nuevo contrato, de manera que, en principio, deberían estar activos este mismo año.

plazas En la actualidad hay en Donostia un total de 14.357 plazas reguladas. De ellas, casi 3.000 están reservadas a residentes, algo más de 600 a carga y descarga y más de 350 a personas con movilidad reducida. Casi 7.000 son plazas con tarifa verde, la más económica y la que más tiempo permite estacionar el vehículo (hasta nueve horas).

los datos

Activa. El servicio de OTA sigue activo estos días, a pesar de la situación de confinamiento y de críticas ciudadanas. El Ayuntamiento de Donostia explicó el pasado lunes que ahora mismo el objetivo es restringir el movimiento de personas y vehículos y que mantener la regulación es coherente con ese principio porque busca evitar situaciones de mayor movilidad del vehículo privado. Añadió que se hace especial hincapié en mantener libres las zonas de carga y descarga para garantizar los suministros a supermercados y tiendas.Cifras. En Donostia hay en la actualidad un total de 14.357 plazas de aparcamiento regulado y, de ellas, casi 3.000 están reservadas a residentes. Casi 7.000 son plazas a las que se aplica la tarifa verde, es decir, la más económica y la que más tiempo permite estacionar (hasta nueve horas en algunas zonas).

Seis empresas presentaron propuestas para gestionar el aparcamiento regulado, pero algunas no superaron los criterios técnicos