Goia considera que 2020 será el "año D para la movilidad" en Donostia

El Topo, la estación del TAV y el intercambiador de Riberas de Loiola darán pasos adelante para su materalización

03.01.2020 | 06:24
Imagen virtual de cómo quedará la nueva plaza sobre las vías del tren, bajo la que se construirá la estación del TAV.

donostia - El alcalde de Donostia, Eneko Goia, inauguró ayer el nuevo año 2020 con una comparecencia informativa en la que aseguró que el actual ejercicio será "muy importante para la movilidad" en la ciudad, aunque no ocultó que "va a haber afecciones importantes y habrá que sufrirlas". "Será el año D de la movilidad", dijo el regidor donostiarra, que explicó que la galería por la que discurrirá el nuevo trazado del Topo bajo el centro de Donostia está "muy avanzada". "Este año será crucial" para la obra, agregó.

El primer edil explicó que desde febrero, la calle San Martín solo contará con un carril de circulación y que en julio esta céntrica vía quedará cerrada al tráfico a la altura del Buen Pastor, para lo que se ha diseñado un plan de desvíos. Por ello, Goia pidió a los donostiarras "paciencia y sentido común" para hacer frente a los inconvenientes de una obra que prevé que los trenes transiten por el nuevo trazado a principios de 2022.

También tiene que ver con la movilidad la construcción de la estación del Tren de Alta Velocidad (TAV) de Atotxa, que comenzará en abril, según las previsiones. Esta obra, avanzó Goia, obligará a cerrar el pasadizo de Egia. "También se cerró para la obra de la estación de autobuses y, una vez hecha la estación del TAV, quedará más amplio y abierto", señaló el alcalde.

intercambiador La definición del proyecto de Bus Eléctrico Inteligente para la línea de Dbus 17-Gros-Hospitales será otro de los hitos previstos para este año, así como la aprobación del proyecto del intercambiador de Riberas de Loiola, una nueva estación que surgirá en la confluencia entre las líneas del Topo y Renfe y permitirá cambiar de una línea a otra. Según explicó Goia, el anteproyecto está ya aprobado y si recibe el visto bueno de Adif, el proyecto se podrá contratar este año por parte del Gobierno Vasco, institución que comparte la gestión de esta actuación con el Gobierno de España y la Diputación de Gipuzkoa.

Goia también recordó que el concurso abierto para la gestión de Dbizi permitirá poner en marcha un nuevo servicio público con bicicletas convencionales y eléctricas, con más estaciones y en más barrios.

Todas las actuaciones de movilidad en marcha permitirán crear nuevas zonas peatonales, no solo en el centro de la ciudad sino en otros barrios como Gros y Amara, tal y como señaló recientemente la concejala de Movilidad, Pilar Arana, en una entrevista a este diario.

Por otra parte, el mandatario jeltzale consideró que el pasado año 2019 ha sido "muy productivo" aunque admitió que el parón de dos meses motivado por las elecciones así como la situación de "interinidad" del Ejecutivo central han echado el freno a algunas actuaciones.

Lo que no se ha cumplido, según dijo, se convierte ahora en un reto para el ejercicio actual. Así , Goia destacó que una de las apuestas del Ayuntamiento es que este año "suba" el mercado de asentadores de la Bretxa a la planta a ras de calle del edificio Pescadería y que las baserritarras estrenen su nuevo emplazamiento en la calle. Tanto el ambulatorio de la Parte Vieja como la pista deportiva proyectada en el edificio Pescadería tendrán que esperar hasta el año 2021, según señaló.

También serán realidad este año los últimos puentes que quedaban por renovar sobre el Urumea -Astiñene (entre Egia y Loiola) y Espartxo (Txomin)- lo que supondrá la eliminación de obstáculos a la circulación del agua del río y una mejora en las conexiones.

El alcalde también citó como retos otros proyectos deportivos, como el del polideportivo de Altza, la renovación de Matigoxotegi y del Paco Yoldi, así como la reforma del miniestadio de Anoeta.