Aguas

Las aguas de Euskadi y Nafarroa fluyen más saneadas, mejor acotadas y por mejores cauces

La Agencia Vasca del Agua (URA) prevé este año una inversión de más de 24 millones de euros en actuaciones en los cauces de ríos en los tres territorios encaminadas a prevenir inundaciones, mejorar la situación ecológica y garantizar aguas de mayor calidad, mientras que el Gobierno navarro apuesta por la mejora de regadíos reactivando el Canal de Navarra

24.06.2021 | 14:24
Las obras de la nueva EDAR de Agurain finalizarán en agosto.

La Agencia Vasca del Agua (URA) tiene previsto invertir más de 24 millones de euros en actuaciones en los cauces de los ríos y otras masas de agua de Euskadi con el objetivo de garantizar la seguridad hídrica, mantenerlas en buen estado ecológico, así como tomar medidas de protección y soluciones antipidas en caso de inundaciones. Para ello, se utilizarán proyectos innovadores a los que se incorporan herramientas digitales.

Así, en Bizkaia la principal inversión de URA persigue la mejora del comportamiento hidráulico ante las crecidas del Kadagua a su paso por Zalla. Se sustituirá el puente de El Charco por otro de más sección hidráulica que tendrá 41 metros de luz y se creará un canal de derivación entre el polideportivo y Aretxaga.

Por su parte, el Consorcio de Aguas Bilbao-Bizkaia (CABB) ha anunciado el desembolso cerca de 500 millones de euros hasta 2027 para infraestructuras de abastecimiento y saneamiento de aguas de calidad. Entre las más recientes inversiones anunciadas están las mejoras en la ETAP de Venta Alta, con la remodelación del sistema de filtrado por carbón activo y la instalación de nuevos equipos de ozonización. Cuenta con un presupuesto de 13,7 millones hasta 2022.

Las obras de la nueva EDAR de Agurain finalizarán en agosto.

Entre las actuaciones de URA previstas en Gipuzkoa están las obras de la segunda fase para defensa de inundaciones por las crecidas del Urumea a su paso por Martutene (Donostia). Se ensanchará el cauce del río hasta los 45 metros de ancho en un tramo de medio kilómetro.

Otra de las principales inversiones en Gipuzkoa es la construcción -por parte de Aguas del Añarbe- del emisario terrestre de la papelera Papresa por 1,5 millones. La acometida permitirá remodelar el dispositivo de recogida y vertido al mar de las aguas residuales en su fábrica de Errenteria. Añarbe también invertirá en finalizar la rehabilitación de una doble conducción de saneamiento en Bahía de Pasaia.

En Álava, URA está terminando de construir en Agurain la nueva estación depuradora de aguas residuales que entrará en funcionamiento a finales de 2021 y dará solución a uno de los vertidos más problemáticos de la CAV de los últimos años, evitando al Zadorra el vertido con mayor carga contaminante de la llanada alavesa. La construcción de esta nueva infraestructura cuenta con un presupuesto de 6.350.000 euros y está prevista se ejecute en agosto.

También ha finalizado la primera fase de las obras de reforma del paseo fluvial de Armiñón por la que se va a recuperar una franja de vegetación de ribera naturalizada entre el río y la trama urbana. Se han recuperado ya los primeros 100 metros de un tramo total de 300. Esta actuación, ha contado para su ejecución con un presupuesto de 27.000 euros (más IVA) y financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. El resto del tramo se ejecutará en 2022, así como los trabajos para la creación de un río artificial que facilitará el tránsito de fauna piscícola del Zadorra, y generará excedentes de tierras de buena calidad para la naturalización y revegetación de los 200 metros restantes del tramo.

Ramal del Ega También en Navarra avanzan las obras de construcción del Canal de Navarra a su paso por Tierra Estella. Los trabajos en el denominado Ramal del Ega, perteneciente a la ampliación de la fase I de la zona regable del Canal de Navarra, se inician en los municipios de Lerín y Cárcar, y continuarán en Sesma, Lodosa, Andosilla, San Adrián y Azagra postriormente.

Tras finalizar esta actuación hidráulica, se podrá abastecer de agua de calidad de Itoiz a 5.428 hectáreas de regadío de más de 1.300 agricultores estimados, y garantizar el suministro en épocas de estiaje. Además, posibilitará incrementar la variedad de cultivos a implantar, pudiéndose llegar hasta 54 tipos de cultivos diferentes.

noticias de noticiasdegipuzkoa