Euskadi logra que el Estado destine parte de los fondos Next a proyectos regionales

El Gobierno Vasco seleccionará tres iniciativas tractoras al margen de las que participen en el programa central

02.10.2021 | 01:16
Pedro Azpiazu y Arantxa Tapia, en una sesión del Parlamento. Foto: Efe

dOnostia – Euskadi dispondrá al final de tres ases en la manga para aprovechar los fondos de reactivación de la economía de la Unión Europea. Tras varios meses de presión desde el Gobierno Vasco, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha enviado esta semana una carta a todas las comunidades autónomas. En ella les pide que identifiquen de uno a tres Proyectos Estratégicos de Recuperación y Transformación Económica, los denominados Perte, que pueden desarrollarse al margen de los canales que establece cada ministerio, de las actuaciones intersectoriales y del reparto de fondos entre comunidades.

Se trata en definitiva de activar una cuarta vía, el Perte regional que planteó hace unos meses el Gobierno Vasco y que ha terminado por materializarse. De este modo, queda técnicamente en manos de los ejecutivos autonómicos otra parte de los recursos que llegarán de Europa.

Aunque en la carta, firmada por la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, no se habla directamente de los Perte regionales, el modelo "encaja con la filosofía" de la propuesta de Euskadi, afirmaron ayer fuentes del Departamento vasco de Economía y Hacienda. Son proyectos "tractores de la economía" vasca que podrán desarrollarse los próximos meses al margen de la dinámica del tronco central de los fondos.

Una lluvia de 70.000 millones, de los que la mitad irá destinada a iniciativas de las comunidades autónomas. Sin embargo, el Gobierno central ha fijado en el reparto criterios de cohesión, lo que supone que la valoración industrial queda en un segundo plano.

El dinero que recibirá la CAV por ese canal no corresponde con su peso en la economía y ahora hay una oportunidad de corregir en parte la situación. De hecho, dentro de la horquilla que plantea el Ministerio, Euskadi opta al máximo, tres proyectos, y el Gobierno Vasco ya está trabajando para presentar a mediados de este mes esas iniciativas. Ese es el plazo, quince días, que plantea Madrid. Y el cribado no es sencillo porque hay actuaciones que tienen todas las opciones para entrar en el programa central, el de los Perte del Estado, y que por ello quedarían excluidas de la lista reducida que solicita el Gabinete de Pedro Sánchez. "No vamos a quemar naves, si un proyecto se ajusta a los parámetros de un Perte estatal no tendría sentido presentarlo a este canal alternativo", sostienen desde el Departamento vasco de Economía y Hacienda.

En ese equilibrio, además, el equipo del consejero Pedro Azpiazu tiene otro obstáculo. Todavía no se han aclarado cuáles son los ámbitos en los que se centrarán los proyectos estatales. Los contactos con el Gobierno central dan una idea general de las directrices, pero Euskadi tendrá que "analizar con cuidado" los segmentos que entran en la órbita de iniciativas de los Perte estatales. En cualquier caso, los proyectos vascos encuentran ahora una nueva "vía de entrada" que se "adapta más" a los planteamientos del Ejecutivo vasco. Además, hay "mucho trabajo hecho" porque el programa Euskadi Next identifica las actuaciones prioritarias y sobre la mesa del Departamento de Desarrollo Económico hay muchas iniciativas a la espera de ver la luz.

Todo un catálogo de inversiones sectoriales que avanzan precisamente en la dirección que ha marcado la Unión Europea en la utilización de sus recursos: la transformación de la economía.

El enfoque de los Perte regionales que planteó en su momento el Gobierno Vasco se centra en nueve grandes ámbitos: longevidad y bienestar; redes de distribución inteligentes (agua, gas y electricidad); energías renovables de origen marino; capacitación científica y tecnológica; big data, inteligencia artificial y ciberseguridad; Euskadi creativa (industria cultural); ciudades sostenibles; cambio climático, ecosistemas y biodiversidad y ecoinnovación.

energías renovables

37

millones de euros

El Ente Vasco de la Energía (EVE) hizo público ayer un programa de ayudas para instalaciones solares y renovables térmicas, dotado de 37.173.437 euros. El nuevo marco normativo facilita los elementos administrativos, técnicos y de gestión para el autoconsumo., indicó la entidad dependiente del Gobierno Vasco.

Cambio de modelo. El EVE aseguró que esta iniciativa supone "un paso más hacia una nueva realidad del sistema energético en la que el consumidor pasa a gestionar la energía que consume" y que Euskadi ha logrado "una total evolución de su mix energético" y sigue avanzando para "transitar hacia un modelo más sostenible y en el que priman las fuentes renovables".

noticias de noticiasdegipuzkoa