Goirigolzarri también pide criterio productivo en el reparto de fondos

El presidente de CaixaBank reclama abrir una fase de transformación con “reformas de calado”

24.09.2021 | 00:36
El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, ayer en un acto en Alicante. Foto: Efe

alicante – El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, advirtió ayer de que es fundamental llevar a cabo una buena gestión de los fondos europeos, porque suponen "una oportunidad única para revertir las debilidades estructurales de la economía española" y más en concreto la que considera como uno de sus "males endémicos": la baja productividad.

Durante su participación en un acto en Alicante, Goirigolzarri apuntó que, aunque "todavía hay que ser cautos con los escenarios macro de la pandemia, estamos en una fase de recuperación que tendrá un gran brío". El presidente de CaixaBank valoró el hecho de poder contar con unos "fondos excepcionales y externos" como los Next Generation para "salir de una crisis con un proceso de transformación", ya que volver al escenario precovid "no es suficiente", dijo.

En especial, Goirigolzarri explicó que la principal debilidad de la economía es su baja productividad y espera que los fondos puedan situar este indicador más próximo al que registran otros países de la Unión Europea. Para ello, reclamó "políticas de oferta" que son sinónimo de "reformas de calado, como el sistema laboral, el sistema de pensiones o las regulaciones que no propician la creación de nuevas empresas y establecen barreras a una sana competencia".

largo plazo Asimismo, el presidente de CaixaBank instó a "no caer en la tentación" de usar los fondos solo a corto plazo. "Debemos tener una visión más estratégica y asegurar que su utilización mejora la productividad de nuestra economía en el medio y largo plazo", dijo.

Goirigolzarri también reclamó una "enorme transparencia" en la gestión de los fondos europeos, tanto en su inversión como en el seguimiento de los resultados e impacto que generen en la sociedad. "No debemos olvidar que España es un país de pymes, y a ellas deben llegar los fondos", remarcó el banquero vasco, al tiempo que señaló que el papel de la banca puede ser "fundamental" para ello.

digitalización En el proceso de transformación al que se enfrenta la economía española en los próximos años, Goirigolzarri advirtió de que habrá sectores que irán al alza y otros en decadencia, por lo que reivindicó "la educación y la formación a lo largo de toda la vida profesional" e instó a las empresas a involucrarse más en la formación, por ejemplo, en la formación dual, "en la que estamos muy lejos de las prácticas centroeuropeas".

En materia de digitalización, el presidente de CaixaBank admitió que los bancos están "tremendamente impactados por la transformación tecnológica" pero invitó a verlo como "una oportunidad" para "dar un mejor servicio a nuestros clientes a la vez que mejora la eficiencia de nuestros procesos", dijo en referencia al tema de la digitalización.

No obstante, Goigolzarri señaló que "es necesaria una regulación que acompañe a estos cambios". "Bajo la premisa de que la regulación, las reglas de juego, han de ser las mismas para todos los jugadores que realicen la misma actividad, con independencia de su sector de origen, ya que lo contrario generará arbitrajes regulatorios, que en el pasado hemos visto que son una fuente de desestabilización del sistema financiero mundial", puntualizó Goirigolzarri.

Un modelo agotado. La presidenta del Círculo de Empresarios de Alicante, Eva Toledo, auguró ayer en su intervención en la jornada "muchos cambios en los próximos meses" a raíz de la crisis, que consideró un "reto" pero también "una gran oportunidad para la transformación económica y social". En este sentido, la directiva apostó por "dejar atrás un modelo ya agotado" de una época en la que consideró que ha habido "exceso de agresividad y violencia, y a veces falta de ética y de transparencia".

noticias de noticiasdegipuzkoa