Uvesco cierra uno de sus ejercicios más complicados con récord de facturación

El grupo de distribución guipuzcoano facturó 954 millones de euros en 2020, un incremento del 23%

02.02.2021 | 15:13
El director general del Grupo Uvesco, José Ramón Fernández de Barrena.

DONOSTIA - El grupo de distribución Uvesco, que gestiona las enseñas BM y Super Amara, ha cerrado en 2020 uno de los ejercicios "más complicados de su historia" con un récord de facturación de 954 millones de euros y la apertura de siete nuevos supermercados a los que se unirán otros 10 en los próximos meses.

El director general del Grupo Uvesco, José Ramón Fernández de Barrena, ha informado este martes en una rueda de prensa en Donostia de los resultados y perspectivas de este grupo empresarial, con sede en Irun, que terminó 2020 con 5.664 trabajadores, lo que supone un aumento de 543 empleos motivado por el plan de expansión y el refuerzo de la plantilla por la COVID-19.

Barrena ha reconocido que el año pasado fue "tremendamente duro para todo el equipo" por la tensión de mantener los establecimientos abiertos como sector esencial durante la pandemia, pero ha recalcado que la respuesta de los trabajadores ha sido "excepcional".

Ha asegurado que esto ha permitido al grupo mantener el plan de expansión previsto y poner en marcha siete nuevos supermercados propios en Santander, Zarautz y cinco en la Comunidad de Madrid tras una inversión total de 38 millones de euros.

También se renovaron varios establecimientos, entre ellos los once adquiridos a la cadena Simply en Bizkaia en 2019, y se acometieron reformas integrales en Irun y El Escorial en Madrid.

La facturación alcanzó una cifra récord de 954 millones, lo que supone un aumento "extraordinario" del 23 %, que tiene su reflejo en un incremento de los beneficios pese a las inversiones realizadas.

Además de los 38 millones de euros dedicados a la expansión, el grupo realizó un "esfuerzo extra" de 4 millones de euros para garantizar la seguridad de trabajadores y clientes, destinó 7 millones para el refuerzo de la plantilla y otros 7,5 para recompensar el esfuerzo "extraordinario" de sus profesionales.

En cuanto a las perspectivas para 2021, Fernández de Barrena ha dicho que se prevé que la facturación de Grupo Uvesco ronde los 910 millones siempre con la "previsión de que la situación sanitaria mejore en la segunda parte del año".

Ha explicado que esta cifra de ventas es inferior a la de 2020 -954 millones-, pero un 18 % superior a la de 2019, ejercicio precovid en el que también se alcanzaron cifras históricas.

Respecto a la expansión, el objetivo es invertir 45 millones en la puesta en marcha diez nuevas tiendas en Sopelana (Bizkaia), Castro Urdiales (Cantabria), Logroño y en la Comunidad de Madrid, que absorbe siete de las nuevas aperturas y crece en ventas por encima de la media del grupo.

El director general de Uvesco ha explicado que se focaliza el crecimiento en Madrid porque resulta "más sencillo encontrar emplazamientos adecuados", pero ha asegurado que el grupo mantiene su apuesta de reforzar su presencia con tiendas propias en los tres territorios vascos.

Entre las previsiones del grupo figura incrementar su plantilla este 2021 en otros 200 trabajadores, sobre todo por las nuevas superficies, así como reforzar la tienda online, cuyas ventas se dispararon durante el confinamiento domiciliario y continúan siendo ahora tres veces superiores a las registradas antes de la pandemia.

Uvesco cierra 2020 con 240 supermercados propios en Euskadi, Cantabria, Navarra, La Rioja, Madrid y Ávila, además de su tienda virtual, cuatro plantas logísticas y 13 franquicias BM Shop.

Fernández de Barrena ha dicho que el objetivo para este año es "garantizar el mejor servicio, sean cuales sean las circunstancias y colaborar en la reactivación de la economía" para lo cual se ha puesto en marcha un plan que pivota sobre cuatro ejes: seguridad para trabajadores y clientes, apertura y renovación de tiendas, apuesta por el producto local y digitalización.

En materia de seguridad, Uvesco ha desplegado un plan de prevención específico que incluye numerosas medidas como la instalación de máquinas de desinfección de carros, un sistema pionero en el sector instalado ya en 15 supermercados, o la implantación de herramientas "innovadoras" de control de aforos.