La asociación de comerciantes Dendartean insta al Ayuntamiento de Oiartzun a que no dé la licencia de actividad para Amazon

19.11.2020 | 12:38

La Agrupación de Asociaciones de Comerciantes Dendartean y su confederación Euskaldendak han considerado que "no cabe legalmente" la actividad de una actividad de gran establecimiento comercial en la parcela que ocupaba Transportes San José, por lo que han instado al Ayuntamiento de Oiartzun a que no dé la licencia de actividad para las instalaciones del centro logístico de Amazon.

En un comunicado, han manifestado su "gran preocupación" ante la futura presencia de Amazon en Gipuzkoa y han mostrado su "sorpresa" ante las afirmaciones del Ayuntamiento de Oiartzun (EH Bildu) en las que señalan que "urbanísticamente no pueden oponerse a que se abran este tipo de infraestructuras" o que el polígono Lanbarren "tiene la calificación para el negocio logístico y el Ayuntamiento no puede frenar su implantación ni condicionar su proyecto".

Para Dendartean-Euskaldendak, "en absoluto pueden tener la misma consideración el uso que ha hecho la empresa Transportes San José con los que pretende realizar Amazon". En ese sentido, ha afirmado que "ha de tenerse en cuenta que la actividad comercial no presupone la existencia de un establecimiento" y ha incidido en que "la venta a distancia (comercio electrónico) en todo caso debe ser considerada como una actividad comercial".

En esa línea, han remarcado que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el Tribunal Constitucional y todas las instancias jurisdiccionales del Estado, incluyendo el Tribunal Supremo, "han identificado diversos e intensos factores lesivos al interés general urbanístico derivados este tipo de implantaciones periféricas de los grandes establecimientos comerciales".

Entre ellos estarían "daños al medio ambiente, la sobresaturación de las infraestructuras de comunicaciones mediante la generación de movilidad inducida de tráfico privado, así como la desertización comercial de los centros de nuestros pueblos y ciudades".

Además, han apuntado que "estos efectos lesivos al interés general de la ordenación urbana equilibrada, compleja, diversa y sostenible no son menores por el hecho de que se trate de una actividad comercial minorista a distancia, de comercio electrónico".

"En el comercio electrónico, la movilidad del cliente se sustituye por la movilidad de la mercancía y los efectos perjudiciales al interés general urbanístico son por lo tanto los mismos y, de la misma forma, el interés de protegerlo también debe ser igual de intenso", ha asegurado la agrupación de comerciantes.

De este modo, ha insistido en que, de la misma manera que el espacio de almacén de una tienda forma parte de una actividad comercial, "el centro de almacenaje y distribución logística de miles de transacciones comerciales minoristas realizadas a través de una página de internet también lo es".