La patronal CEOE reclama que se amplíen los ERTE hasta verano

Critica que la duración de las medidas no se ajuste a la prolongación del estado de alarma

11.11.2020 | 01:04

donostia – La patronal CEOE reclamó ayer prorrogar los expedientes de regulación temporal de empleo ERTE como mínimo hasta el verano, además de ampliar las exoneraciones de cuotas de los ERTE hasta el 100% y ayudas "especiales" a dos de los sectores más castigados por la pandemia: el turismo y la hostelería.

Javier Garamendi, presidente de la organización empresarial, criticó durante una charla online organizado por Nueva Economía Forum, que "no tiene sentido" que los ERTE finalicen el 31 de enero cuando el estado de alarma dura hasta el 9 de mayo. En su opinión, que se haya establecido esa fecha para el fin del estado de alarma genera una situación de "indefinición enorme" y poco favorable para las empresas, que no saben a qué atenerse.

"Se tenía que haber hecho un planteamiento a 15 días o a un mes, porque no sabemos qué va a pasar en este tiempo", subrayó Garamendi, que advirtió además del "daño irreparable" que las decisiones de cierre en algunas comunidades autónomas, como en Catalunya, están provocando sobre el sector de la hostelería.

El presidente de la CEOE cree que no se puede pedir ahora a la hostelería que asuma una parte de las cuotas a la Seguridad Social de los trabajadores en ERTE. "Es inviable, porque están ahogados y asfixiados", lamentó el dirigente empresarial, que por ello volvió a insistir en la necesidad de que las exoneraciones a las empresas lleguen al 100%, una demanda que va a trasladar al Gobierno.

ayudas especiales Garamendi pidió ayudas especiales para el turismo y la hostelería, para evitar que "caigan" en esta crisis, y en este sentido apuntó también que el dinero que han recibido los ayuntamientos, unas transferencias de 15.000 millones de euros, en lugar de dedicarlo a gastos corrientes, debería destinarse, por ejemplo, a suprimir el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y a ayudar a las empresas hosteleras.

El dirigente empresarial subrayó que la hostelería apenas es un foco de contagio, pues la propagación del COVID-19 procede sobre todo de las relaciones sociales, "de los famosos botellones" y de las fiestas en colegios mayores.