Los billetes de 500 alcanzan su menor nivel

El papel de más valor en Europa no tenía tan pocos ejemplares en la calle de mayo de 2002

03.08.2020 | 01:00

madrid – El número de billetes de 500 euros en circulación alcanzó en junio los 20,05 millones, su cifra más baja desde mayo del año 2002, según los últimos datos publicados por el Banco de España, que dejó de emitir billetes de 500 euros en enero de 2019.

El importe de todos los billetes de 500 euros se situó en el sexto mes del año en 10.028 millones de euros, frente a los más de 10.140 millones de euros del mes anterior.

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) acordó a principios de mayo de 2016 dejar de producir billetes de 500 euros. En aplicación de esta decisión, el Banco de España cesó la emisión de billetes de 500 euros, si bien estos billetes seguirán siendo de curso legal, por lo que podrán seguir circulando y utilizándose como medio de pago y como depósito de valor, es decir para comprar y ahorrar.

Asimismo, los sectores profesionales, como bancos, compañías de transporte de fondos u oficinas y cambio de moneda, entre otros establecimientos, podrán recircular los billetes de 500 euros.

Estos billetes mantendrán su valor indefinidamente y podrán cambiarse en los bancos centrales nacionales de la zona del euro en cualquier momento.

Por su parte, el número de billetes de 50 euros en circulación subió en junio en 53 millones, hasta 1.246 millones de unidades, con un importe que rondó los 62.300 millones de euros.

Además, el importe de los billetes de 200 euros se situó en el sexto mes del año en 1.156 millones de euros, con 5,78 millones de unidades, en línea con el mes pasado.

En el caso de los billetes de 100 euros, perduró la brecha entre billetes distribuidos y billetes retirados en junio, después de que las entidades que operan en España entregaran al Banco de España más billetes de los que se pusieron en circulación.

En concreto, la diferencia entre los billetes distribuidos y los retirados en el sexto mes del año fue de 99 millones de unidades, un nivel casi idéntico la brecha de mayo.