Kutxabank se beneficia de sus inversiones estratégicas

A la buena gestión del negocio clásico se le suma el buen criterio en inversiones En 2019 la cartera de participadas aportó 150 millones entre dividendo y puestas en equivalencia

07.07.2020 | 01:08
Goyo Villalabeitia, presidente de la entidad financiera vasca Kutxabank, una de las más destacadas del Estado según The Banker. Foto: N.G.

dOnostia – La entidad financiera vasca Kutxabank se beneficiará este año, un ejercicio especialmente complicado en lo económico por los efectos del coronavirus, de su tradicional buen criterio inversor en sus participaciones estratégicas como Iberdrola, Euskaltel o CAF. Estas compañías, en cuyo accionariado está presente el banco vasco presidido por Goyo Villalabeitia, han hecho públicos estos días el reparto de dividendos correspondientes a los resultados obtenidos en el pasado año y, al ser positivos, permiten beneficiarse de los mismos a sus inversores. En el pasado 2019, las participadas aportaron a Kutxabank unos 150 millones, entre dividendos y puestas en equivalencia.

Tres de las cuatro principales inversiones estratégicas de Kutxabank, la cuarta es la de Petronor, se centran en las compañías citadas Iberdrola, Euskaltel y CAF que, incluso en medio de la pandemia, mantienen una trayectoria positiva, de ahí que mantengan el reparto de dividendo a sus accionistas.

La joya de la corona de las participaciones industriales de Kutxabank es Iberdrola. La eléctrica distribuirá entre sus 361.174 accionistas del Estado español, entre ellos Kutxabank, un total de 485,5 millones de euros en concepto de dividendo complementario, según comunicó la compañía a la CNMV.

En concreto, los accionistas del grupo energético recibirán 0,232 euros brutos por acción con cargo al ejercicio 2019. Este importe se suma a los 0,168 euros brutos por acción ya distribuidos el pasado mes de febrero como dividendo a cuenta, con lo que la retribución total al accionista con cargo a 2019 ascenderá a 0,40 euros brutos por acción, un 14% más que en el año anterior. No hay que olvidar que Iberdrola alcanzó un beneficio neto de 3.406 millones de euros el pasado ejercicio, un 13% más que en 2018.

Euskaltel, por su parte, tras cerrar 2019 con un beneficio neto de 62 millones de euros, en línea con el año anterior, repartirá a sus accionistas, entre ellos el banco vasco, un dividendo final con cargo a los resultados de 2019 de 0,31 euros por acción. Esto supone que el importe total del dividendo distribuido por Euskaltel ascienda a 55 millones de euros, lo que supone una rentabilidad del 4%.

La compañía fabricante de material ferroviario CAF, tras cerrar 2019 con un resultado neto de 25 millones de euros –aunque sin una provisión extraordinaria y cuestionada ante la justicia en Brasil hubiese sido de 63 millones de euros, un 46% más–, ha aprobado repartir 28,9 millones de euros entre sus accionistas, 0,842 euros por acción, lo que supone un 10% más y una rentabilidad de más del 2%, algo positivo para Kutxabank en unos tiempos que los tipos de interés cero no facilitan el negocio bancario.

Buena gestión La notable gestión de la cartera de participadas por parte de Kutxabank, sumada a su ya tradicional solvente y acertada dirección del negocio tradicional, hacen que, por ejemplo, publicaciones como la británica The Banker resalten al banco vasco como uno de los mejor gestionados del Estado. De hecho el último informe sitúa a Kutxabank como líder en solvencia, apalancamiento y calidad de activos, tres de las ocho categorías que analiza.

Es más, el informe de transparencia de la Autoridad Bancaria Europea le ha otorgado a Kutxabank una ratio CTE1 fully loaded del 16,94%, la mejor de la banca española y única por encima de la media europea.

El referido informe resalta que Kutxabank ha vuelto a ser el banco con mayor nivel de solvencia básica y mejor ratio de apalancamiento por sexto año consecutivo, con mejoras en los principales indicadores, y, además, con un bajo perfil de riesgo de su cartera crediticia, algo que dice mucho del buen trabajo del equipo directivo que encabezan Goyo Villalabeitia y Javier Garcia Lurueña, y que sitúan a la entidad financiera vasca en la mejor posición de cara a afrontar la crisis del COVID-19

Como se recordará, Kutxabank ganó 352,2 millones de euros netos en 2019, un 6% más que en 2018. La mitad del beneficio, 176,1 millones de euros, se destina al reparto de dividendos a los accionistas, las fundaciones BBK, Kutxa y Vital, que en el último lustro han recibido una retribución total de 725 millones.

En estos resultados destaca la cartera de empresas participadas por el banco vasco, pues aportó unos 150 millones de euros, vía dividendos y puesta en equivalencia.

Estos buenos resultados superaron los obtenidos en 2018, ejercicio en el que la entidad resultante de la integración de las antiguas cajas de ahorros de la CAV ganó 332,3 millones de euros, un 10% más. En dicho año los ingresos de la cartera de participadas de Kutxabank mejoraron un 11,2%, hasta alcanzar los 74,8 millones de euros.