Iberdrola tracciona de empresas vascas con más de 2.200 millones en compras

Galán recuerda que los proveedores vascos beneficiados configuran una industria a la cabeza europea

10.06.2020 | 00:53
Galán firmó ayer contratos de suministro con Ormazabal, Arteche, Ingeteam, Mesa y Tamoin. Foto: N.G.

donostia – Las grandes empresas vascas como Iberdrola están haciendo un esfuerzo para mantener sus inversiones y las compras a sus proveedores ayudando a relanzar la actividad económica. De hecho, la compañía eléctrica ha adjudicado a suministradores de Euskadi contratos de productos y servicios por importe de 2.200 millones de euros en los últimos meses en una cadena de actuaciones que se concretó ayer en la firma de cinco nuevos acuerdos por importe de 80 millones de euros con otras tantas empresas vascas para "seguir impulsando la transición energética".

El mantenimiento de las inversiones y compras de compañías como Iberdrola son más importantes aún en estos momentos de parón económico por efecto de la pandemia de coronavirus porque ayudan a tirar de la actividad del tejido industrial vasco. En concreto, Iberdrola firmó ayer sendos contratos con cinco importantes grupos vascos: Ingeteam, Tamoin, Ormazabal-Velatia, MESA y Arteche. Estas firmas son socios tradicionales de la compañía presidida por Ignacio Galán algo que se demuestra en el hecho de que acumulan contratos de Iberdrola por importe de unos 500 millones de euros en los últimos 18 meses.

La firma de ayer escenificó el referido efecto tractor de Iberdrola en la economía de Euskadi y la buena sintonía de la compañía con la administración vasca, mucho más fluída aún tras la salida de la eléctrica del grupo Siemens Gamesa. Esta cordial relación con administración, inversores, empresas y sociedad vasca, en general se ha hecho patente días pasados cuando la Fundación BBK anunció la compra de acciones de la eléctrica. Es en este contexto en el que hay que enmarcar la nutrida presencia de asistentes al acto de ayer en la Torre Iberdrola de Bilbao.

Junto al lehendakari Iñigo Urkullu y el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, acudieron, entre otros, la consejera vasca de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia; el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, y los máximos responsables de las empresas proveedoras Ormazabal-Velatia, Javier Ormazabal; de Tamoin, Antonio Barrenechea; de MESA, Frederic Alves Ferreira; de Ingeteam, Teresa Madariaga; y del Grupo Arteche, Alexander Arteche.

Alianza Euskadi-Iberdrola En su intervención, Galán, tras recordar que la firma de estos contratos es "un gran paso en la alianza entre Iberdrola y Euskadi", destacó que la industria del País Vasco "se sitúa a la vanguardia de Europa" en una actividad considerada por la CE como "clave para la recuperación y para el futuro del continente: la transición energética".

Eso sí, el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, aprovechó la ocasión para demandar una fiscalidad "atractiva y competitiva con los países de nuestro entorno" para poder captar las grandes inversiones económicas que va a demandar la citada transición energética.

Según Galán, un fuerte defensor de las energías renovables, tanto el Next Generation europeo como el Plan Integrado de Energía y Clima español "suponen una magnífica oportunidad para la industria vasca", que goza de "una excelente experiencia y competitividad en áreas como las redes inteligentes, los vehículos eléctricos y los sistemas de recarga, la electrificación de la climatización y, por supuesto, las energías renovables".

Así, entre otros, recordó los acuerdos con Tamoin, principal proveedor del servicio de mantenimiento de turbinas eólicas.