Euskadi apoya la marca Basque Wine para relanzar las ventas de vino

La pandemia puede generar una caída de las ventas de los caldos vascos de un 50% este año, según el Gobierno Vasco

09.06.2020 | 01:24
Arantxa Tapia. Foto: N.G.

donostia – En su línea de intentar no dejar ningún sector económica en la estacada por la afección del coronavirus y a la vista de que las ventas de vinos vascos pueden caer un 45% este año, el Gobierno Vasco, en colaboración con el sector vitivinícola de Euskadi, va a activar acciones de promoción de todos los vinos del territorio bajo la referencia Basque Wine.

La medida tiene como principal objetivo afianzar la posición de los productores de vinos, desde los de txakoli a los de Rioja Alavesa, ante la previsión de que las bodegas cierren este año con unas pérdidas de entre el 40 y el 45% por el efecto del COVID-19.

La consejera de Desarrollo Económico del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, resaltó ayer que el Ejecutivo hará todo lo posible para apoyar al sector y en este sentido indicó que "el vino se merece un Basque Wine, un paraguas bajo el cual todos nuestros vinos puedan estar presentes internacionalmente identificados con Euskadi". Tapia hizo pública la iniciativa en el transcurso de una reunión mantenida ayer con representantes del sector vitivinícola de Rioja Alavesa junto al viceconsejero vasco de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria, Bittor Oroz.

La máxima responsable del área industrial y económica del Ejecutivo de Gasteiz resaltó que este nuevo "paraguas de promoción" se va a utilizar asimismo en el sector de hostelería y en grandes distribuidoras de tal manera que haya unos espacios "especiales" donde los vinos vascos queden "perfectamente definidos".

De esta manera se destacarán en los establecimientos los vinos de Rioja Alavesa y los txakolis de las tres denominaciones (Araba, Bizkaia y Getaria) bajo la nueva imagen Basque Wine para que los consumidores puedan identificar estas bebidas elaboradas en el País Vasco.

Esta iniciativa de promoción de los caldos vascos es parte de las diferentes acciones adoptadas ante el notable impacto de la pandemia en el sector. Repercusión negativa que la propia Tapia detalló en el encuentro al que asistieron las asociaciones vitivinícolas de Rioja Alavesa, ABRA, Araex, Dolare, Grupo Rioja, La Ruta del Vino y el sindicato UAGA.

Como se recordará el sector del vino atraviesa una "difícil situación" ocasionada tanto por la reducción de la demanda en los mercados exteriores como por la paralización plena del canal Horeca (el de la hostelería) en el Estado durante prácticamente dos meses y medio. Ante esta circunstancia, Tapia comunicó al sector la necesidad de aumentar la cooperación y ajustar las medidas sectoriales de apoyo a la realidad puntual.

Según el Gobierno Vasco, el 97% de las bodegas alavesas que han participado en la encuesta realizada por Ardoa-Basque Wine Office, afirman que en este 2020 esperan "importantes pérdidas económicas", con una afección negativa media en la cuenta de resultados a final de año de entre el 40% y el 45%.

La reducción de las ventas de vinos cuantificadas en términos económicos, no en volumen de litros, se estima que alcanzará entre un 45% y un 50%.