Se elevan a 5 los grandes competidores en el Estado

Ningún país importante tiene una competencia en telecomunicaciones tan elevada como el Estado

21.05.2020 | 01:26

donostia – El lanzamiento de Virgin Telco eleva a cinco el número de operadores telefónicos que ofrecen servicios completos en el Estado español. A los tres grandes, Movistar-Telefónica, Orange y Vodafone, se les han unido dos grupos con sede en Euskadi y con vocación de crecer, el guipuzcoano Más Móvil y el vizcaino Virgin-Euskaltel, pero la duda en el sector de las telecomunicaciones es si hay sitio para cinco compañías compitiendo a este nivel cuando el sector tiene que afrontar importantes inversiones tecnológicas para afrontar el 5G.

En Euskaltel, su máximo responsable, José Miguel Garcia, señala que sí hay sitio para todos y es posible competir, de hecho se está haciendo, y también es factible compartir costes mediante diferentes acuerdos y alianzas, que también se están haciendo en el mercado de telecomunicaciones español, uno de los más avanzados del mundo.

¿Pero hay más grandes países en el mundo con cinco operadoras de telefonía compitiendo a este nivel? Pues la verdad es que no. Y el Estado español es una excepción.

En Estados Unidos la situación es bien distinta pese a que se intentó romper la posición hegemónica de American Telephone & Telegraph (AT&T) aplicando unas leyes antitrust –que, por cierto, algunos quieren recuperar ahora para evitar el oligopolio de las Google y Amazon de turno–, de manera que el 1 de enero de 1984, el negocio de telefonía local de AT&T fue dividido en siete compañías regionales, independientes unas de otras, las conocidas como Baby Bells.

Pero la realidad actual es que hay dos grandes compañías, la citada AT&T y Verizon. Incluso tres apurando mucho e incluyendo a Comcast.

En Francia, hay un líder destacado, Orange, y luego tres más pequeñas similares en tamaño. En la República Federal de Alemania hay tres grandes operadores: Deutsche Telekom, Movistar y Vodafone.

Un caso curioso es el Reino Unido porque tras el último acuerdo entre O2, la filial de Telefónica, y Virgin quedan tres operadores de nivel al igual que en China, países todos ellos con más habitantes que España.

Por ello, los inversores están a la espera de una futura integración entre algunos de los actores actuales.